Marilyn Monroe

Mientras delineas tu ojo derecho piensas que te encantaría ser la más hermosa de las hermosas; te ves en la calle haciendo estragos con tu despliegue de curvas, escuchas los piropos, guardas dentro de tu escote la mirada de hombres, mujeres y perros. Cuando empiezas a aplicarte el rímel te imaginas famosa, dueña de unos labios carnosos y de uno de los rostros más simétricos de la historia. En el momento en el que el rubor llega a tus mejillas tu príncipe te grita desde el salón si estás lista o va a tener que esperarte mucho más. Pintas tu boca de sensual red. Obligas al espejo a recorrer tu imagen minuciosamente. Éste concluye que de la platinada estrella de Hollywood en ti no hay nada, pues de sensual solo llevas el nombre del lápiz labial.
Mientras subes, con no poco esfuerzo, el cierre del vestido, decides que en tu próxima vida serás un símbolo sexual, y así, te vengarás de tu actual vida. Y ya que estás tomando decisiones: no posarás para Playboy como lo hizo aquella mujer que alguna vez se llamó Norma Jeane; ¿o sí posarás?
A esta fémina despampanante lo que sin duda no le envidias es su tormentosa vida amorosa; «¿cómo semejante belleza puede haber sido infeliz?», te preguntas. La respuesta te llega a través de la voz de tu príncipe, la cual, de modo estentóreo, te anuncia que en tres minutos se va. Te calzas los zapatos nuevos. Al dar el primer paso piensas que deberías haber hecho el curso intensivo que venía de regalo con su compra para poder domarlos, y así, dominarlos. Te gustaría tener un andar concupiscente, ganar un globo de oro y usar tan solo unas gotas de Chanel Nº 5 para dormir; en cambio... Escuchas un bocinazo. Es la señal y lo sabes: o te apuras o, al igual que la actriz de Una Eva y dos Adanes/Con faldas y a lo loco, puedes llegar a morir de un modo dudoso. Agarras el abrigo y sales todo lo rápido que tus zapatos te dejan a la calle.

I Wanna Be Loved by You by Marilyn Monroe on Grooveshark

15 comentarios:

  1. ja ja, realmente eres buena, sin contar nada demasiado profundo...o si? consigues enganchar con todas esas cositas que a todas nos pasan.

    Hay que sentirse sensual con o sin sensual red, la sensualidad es una actitud y no depende del tacón aunque ayuda, luego llega el bocinero y te desmonta el sueño, pero eso es porque no te sabe apreciar.
    Besos
    He visto que ha entrado Dolega a comentarte también, leela, es buenísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cien por cien de acuerdo con respecto a la actitud, te puedes sentir sensual en chandal y descalza.
      La estoy leyendo a Dolega, y también estoy de acuerdo contigo, ha sido otro gran hallazgo.

      Eliminar
  2. Me pregunto de donde sacas ese modo de describir. Me parece perfecto. Me encanta como conviertes algo que yo lo escribiría como un dramón en humor. Tengo mucho que aprender de ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por lo que me dices.
      A veces lo pasaríamos mucho mejor si a algunos dramones los viéramos con ojos divertidos.

      Eliminar
  3. Ahí está el secreto. Ella estuvo rodeada de personas que vieron en ella simplemente un sex simbol. Tú y yo y la otra y la otra.... Por suerte tenemos a alguien a nuestro alrededor que nos ve además como alguien para compartir momentos.
    Y seguro que al pesado que estaba pitando en el coche y refunfuñando por tu tardanza, le parece que tienes las mejores tetas y el mejor culo del universo.
    Precioso relato
    Besazo

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, muchas gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. eva letzy, muy lindos tus relatos, mucho humor y situaciones ridículas y casi grotescas, un estilo admirable. Nuevamente me sorprendes con tu capacidad de recrear situaciones de la vida diaria, que nos entorpecen, pero tú las elevas. Es asi la escritura. Destruir y construir.
    Me llamo cayman. Tu admirador. tuyo cy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus elogios, me alegra que te guste lo que escribo.

      Eliminar
  6. Letzy,muy istriónica tu mirada acerca de nos. Todas somos reinas,si nos miran como tales.Es tan fácil creérsela...!! Y placentero y divertido.Tendríamos que ser reinas por nuestra propia creencia,sin necesitar otro que nos constituya como tales.
    Y gracias a que existen los hombres los analistas se van de vacaciones.
    Tu blog me parece buenísimo.
    Anita

    ResponderEliminar
  7. Lo de los analistas qué cierto es...
    Muchas gracias por tus palabras. Yo también creo que no deberíamos necesitar de un hombre para sentirnos bien con nosotras mismas.

    ResponderEliminar
  8. juajauajua, totalmente cierto, cuando detenés a mirarte jurás y te prometés que al día siguiente sólo tomarás agua y empezas la rutina del gimnasio. además que te vas a depilar minuciosamente y que usarás mejores productos y no solo lo de liquidación. la promesa desaparece tan pronto como ese labial red, no ??

    ResponderEliminar
  9. Totales verdades las que cuentas. Me encanta que veas con humor todas estas situaciones tan tristes, pues yo hago lo mismo, o, al menos, procuro hacerlo. Aún soy muy joven para haber vivido muchas de las cosas que estoy leyendo hoy en tus entradas, pero muchas las he visto o percibido, y me gusta mucho cómo las narras: no te falta nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de nuevo por todos tus comentarios, un beso

      Eliminar
  10. Te descubrí hace nada y me gusta mucho tu forma de escribir.
    Y bueno, creo que tiene algo de suerte por no ser considerada sólo un símbolo sexual.

    Saludos (;

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Carla, un saludo...

      Eliminar