The Beatles

Son las 08:47 horas a. m., tienes mucho sueño, poquísimas ganas de ir a trabajar y, como si esto fuera poco, estás súper-recontra-archi-híper metida en un embotellamiento/atasco. Insultas valiéndote del lunfardo, jerga que es ideal si lo que se desea es insultar bien. En español dirías: «Esta M-30 me tiene hasta las narices», o «me cachis en la mar salá de la M-30», o «menudo coñazo la M-30 de los cojones». En tu lunfardo natal pronuncias frases que significan más o menos eso (menos que más en realidad), pero como no quieres que tu simpático/a lector/a piense que eres una mal educada lo dejarás con las ganas de saber qué has dicho. Enciendes la radio. Un locutor hablayhablayhabla. Se ríe solo de sus chistes que a ti te parecen tan graciosos como un velatorio. «¿A quién le hará gracia lo que dice?», te preguntas. Cambias de dial. Alguien hablayhablayhabla de política. «Si no quiero empezar la mañana con infartos múltiples mejor lo quito», te dices. Cambias de dial. Religión. Cambias. Música electrónica. Cambias. Reggaeton. Cambias. Una locutora hablayhablayhabla de los ojos color aceituna lepereña del nuevo novio de una actriz que tiene una verruga en la planta del pie que nunca se hizo tratar y que una vez se tiñó el pelo de un tono similar al vino tinto crianza porque. Apagas la radio. Pones un CD, aprietas Play. Help! I need somebody, canta John como si te estuviera leyendo los pensamientos. Tu coche sigue en punto muerto, no te has movido ni medio metro. Help! Not just anybody. Recuerdas el cuento La autopista del sur de Cortázar y sientes miedo, verdadero miedo, pues al ritmo al que vas es muy probable que te quedes durante meses atascada en la M-30. Help! You know i need someone. Help!, insiste John. Insultas, ahora en italiano, y lo haces gesticulando en demasía pues ya que insultas en italiano lo haces en toda regla. Help me get my feet back on the ground. Los rostros de los conductores que ves a tu alrededor están amargados, sabes que ellos están tan hartos del atasco como lo estás tú. «¿Hay algo más improductivo que un atasco?», te preguntas mientras subes un poco el volumen. My independence seems to vanish in the haze. «¡Es que no puede ser! ¡Todos los días lo mismo! ¡Esto no es vida!», piensas y empiezas a insultar en ruso campestre (que nada tiene que ver con el ruso de ciudad). «¡BASTA!», te gritas. «Tienes dos opciones Letzy: seguir insultando, podrías hacerlo en serbocroata que se te da tan bien, lo cual no va a conseguir que el atasco desaparezca; o pasarlo lo mejor posible mientras dure», te dices y subes más aun el volumen de la música. Bajas las ventanillas y las notas musicales salen como un pájaro al que se le abre la puerta de la jaula. Here comes the sun, empieza a cantar George. Y enseguida te sientes un poquito mejor, porque esa canción siempre consigue transportarte a lugares que huelen a eucalipto y a hierba buena. Little darling, the smiles returning to the faces, dice George y tú sonríes. Y esa sonrisa hace que te sientas muchísimo mejor. Miras a tu derecha y el conductor del coche vecino también sonríe. Miras por el espejo retrovisor y la señora del coche de atrás baila. No sabes si es verdad o es tu imaginación, solo sabes que así te gustaría que fuera. Sun, sun, sun, here it comes, y uno de los dedos del sol atraviesa el parabrisas y acaricia tu rostro. «A lo mejor Los Beatles en vez de insultar en inglés durante los atascos los usaban para componer», piensas mientras buscas en tu bolso la pequeña libreta en la que sueles escribir.

76 comentarios:

  1. Ah Madrid¡ un día le dije: hasta luego¡
    y me vine a mi tierra, hay más paz.
    Bss Eva¡

    ResponderEliminar
  2. Los embotellamientos son terribles aquí y allí y en miles de sitios mundiales uf!!! pero hiciste muy bien, dicen que la música amansa a las fieras ;) jajajaj besitos preciosa :D

    ResponderEliminar
  3. Ayyyyyyyyyy..Madrid me mata y tus entradas me hacen reír que no sonreír.
    ¡¡Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Qué alivio! lo que puede hacer una simple canción. He tenido días de esos en que te levantas con el pie izquierdo (así decimos en mi país) de malas, refunfuñando para todo, y para colmo, el mundo parece estar en tu contra, las cosas no son como quisieras y no es que solo sea hoy...te dices, pero en realidad sí es solo hoy, pues te paras en la luz del semáforo, y en la radio suena Goytie o algún tipo con buena voz y además te cae bien, y como queriendo y no, se te pasan los pensamientos de descontento, ni siquiera quieres que cambie la luz porque quieres escuchar la canción completa, y al otro lado del semáforo está tu trabajo, la tienda, o la casa.
    Hay días así, en los que simplemente ver el sol anima.

    Saludos Eva.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja, oiga, Mss. Letzy...como la lea un productor de cine le encarga a usted un MUSICAL!!!, jajajaja, vamos, tipo ese del Mamma mía de ABBA.

    Cuando me pasa algo parecido, al final, lo apago todo del cabreo que pillo (casi tanto como el que pilla mi esposa cuando la voz femenina del navegador "contradice" la ruta que ella tiene en mente. Y que yo sigo sin chistar, FALTABA MÁS, jajajaja)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, ya escribiré sobre el GPS, de ese también tengo mucho que decir...
      Un beso Valaf, y me parece muy muy muy bien que siempre le hagas caso a tu querida e inteligente esposa, como debe ser.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. ¡Ja!...Cielo, puedes hacerle caso a la maquinita...¡¡Si te atreves!!...jaja.

      Eva, te entiendo. Me da que no hay cosa que me saque más de quicio que un atasco, conduciendo yo. Yo le doy al play y respiro hondo -¡¡Y ni así!!...jaja.
      B7s

      PD: Me da que ahora fue él quien se dejó su cuenta abierta...:(

      Eliminar
    4. Es lo mejor Mari, lo de respirar hondo...
      El GPS consigue sacarme más de lo que debería, otro tema...
      Un beso

      Eliminar
  6. Mucho mejor, música que todos conocen, que pueden seguir el ritmo con los dedos en el volante, que les trae recuerdos que no se parecen a los de la hipoteca, que les ayuda a olvidarse de la bronca matutina con la mujer, aparcar del lunfardo y reservarlo para los tangos. Mucho mejor la música. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, muchísimo mejor. Al final cabrearse no sirve de absolutamente nada, el atasco no va a desaparecer, va a ser peor.
      Un beso Ester

      Eliminar
  7. Si hay un atasco nada mejor que la música... y relax y paciencia... que ya se sabe, la música amansa a las fieras :D

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  8. SIEMPRE SE DICE QUE PARA MENEARSE POR MADRID LO MEJOR ES USAR EL METRO,,, TE QUITAS MUCHOS CALENTAMIENTOS DE CABEZA...
    UN BESAZO EVA!!!

    ResponderEliminar
  9. Es cierto,el cambiar el tema musical,dio el giro necesario a un texto que parecía la locura total,a una especie de inspiración profunda ante la música del siguiente tema de los Beatles!

    ResponderEliminar
  10. Siempre es posible aprovechar los tiempos muertos, siempre hay algo en que ocuparse, mucho más ahora que con el avance de las comunicaciones (iphone, ipad, intener, rader, etc.) el mundo está al alcande de la mano.
    Buen relato.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que desde el día que descubrí que una canción de la radio podía llevar el ritmo del limpiaparabrisas... me da miedo pensar que las escogen a posta con mi estado de ánimo. De camino a una horrenda boda que tenía que ir sonaba Monster Mash... con eso te lo digo todo
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Eva no sabía que eras tan políglota, pero ya ves, para los atascos no sirve. Eso por vivir en la capital, mira la diferencia que hay si vives en una pequeña ciudad como Vitoria, voy andando al trabajo 15', saludo a gente conocida, me saludan, paso por un parque maravilloso donde hay niñ@s que juegan mientras sus madres o abuelas cotillean alegremente sentadas en un banco, los jubilados en corro hablan de los temas que les interesan, gente con perros, sí en Vitoria se tiene en muchas casas perro y hay que sacarlo y bicis, por aquí y por allá, esta es una ciudad donde la gente se mueve en bici.¿Ves lo que me dan de sí 15'?
    Paciencia y cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya llegará el momento de vivir en un sitio así, estoy segura.
      Que lo disfrutes Pilar, eso sí que es calidad de vida.
      Otro abrazo para ti

      Eliminar
  13. Te entiendo, juramos en hebreo d¡si hace falta,. Es que un atasco en la M30 no es cualquier cosa,y por la mañana con sueño puede ser mortal.Muy buena idea el cuaderno de notas. En esa situación se puede ocurrir cualquier cosa :-) Genial calro.
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Me he acordado del chiste (que se aplicaba al búlgaro, pero pega más con el lunfardo) de aquél señor que decía: "He leído en el periódico que una mujer enseñaba el lunfardo, he ido y resulta que era un idioma, joder".
    No pensaba que la música de los Beatles sirviera también para soportar la frustración de que no quieras darnos unas lecciones de lunfardo, pero sí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. jijiji, eso para mi suena a pasado lejano, tengo olivos a la derecha, 450m2 de césped enfrente y los aspersores riegan sin parar con su sonido medio acuoso característico, justo he ido al super esta tarde, he comprado para 10 dias, pero con las comidas fuera, hasta dentro de 15 dias no bajo al pueblo, AL PUEBLO! ¿Te imaginas? :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. podríamos practicar lunfardo, je
    mamita querida
    la m30
    bien por los beatles
    la radio fue el ojo de la cerradura por el que primero espiamos y después desaparecimos del lugar m30 horrible
    m30 debe ser mierda los 30 dias del mes, calculo.

    ResponderEliminar
  17. La rep@##~$ma madre que lo remil p....!!!

    ¿era más o menos así? jjajja!

    Here comes the sun es una canción especial, a mí también me llena de sol :)
    Es mágica la música.

    ResponderEliminar
  18. Me encantan Los Beatles!! Por ahora no salgo en auto, pero para cuando lo haga en la hora punta, voy a recordar que los tengo que llevar de copiloto!!!!! Besitos Eva.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo17/5/13 7:37

    Desesperante situación, no suelo pillarlos, por eso cuando los pillo me pillan desprevenido y el cabreo sube, yo también uso la música mira, aunque una buena tertulia política tiene su aquel, dices tú del tipo gracioso que no hacía gracia, pues Fedeggico a mí me hace mucha gracia :D

    Besos querida.

    ResponderEliminar
  20. Menos mal que aquí no tenemos ninguna M 30 ya nos llega con la avenida de Alfonso Molina.
    ¡Cómo quiera que sea en esta hora de este festivo en Galicia (Día das Letras Galegas ) me estoy sonriendo con tus cosas!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra André, es lo mejor que me puedes decir...
      Un beso

      Eliminar
  21. Dicen por ahí que la música amansa a las fieras... pues eso :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  22. ays... me ha encantado ese momento musical en medio del atasco...
    y no veas lo que me he reido con lo del cuento de cortazar...
    que me ha encantado!!
    muchos besos!!

    ResponderEliminar
  23. Sabes qué saco yo de éste " relato " ? Que tenemos ambos caminos ante la misma situación, en éste caso, un atasco... Cabrearnos, estresarnos, ponernos de los nervios, insultar... O... Poner buena música bien alta, cantar, menear el culo en el asiento y contagiar de buen rollo a todo el puñete... atasco...

    Me encantó, Eva.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  24. No hay atasco más deprimente q el de la M-30!
    Lo de ir en coche por Madrid para mí es una pesadilla.
    Hiciste bien en sacar la libreta.Por lo menos aprovechemos el tiempo.
    Buen fin de semana,
    Bsss,Carmen

    ResponderEliminar
  25. Lo mejor es mantener la calma.

    ¿Qué mejor que un poquito de música?.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. jajajajaja.... todo el mundo se ha sentido identificado con tu entrada, y por qué no???? a menos que viva en otro planeta o en el polo sur, que no hay embotellamiento, creo que sería bueno vivir un tiempo por allá, además que hay sol durante seis meses, eso sí que sería genial, luego dormir seis meses más, sería más que super, pero olvidemos el polo norte por un instante, que estamos hablando del atasco, joder, yo al menos siempre me repito lo que me repetía mi madre hasta el cansancio, y que menos mal se me quedó grabado en mi única neurona que poseo, NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA, joder, y mientras me lo repito una y otra vez, se me pinta una sonrisa, sé que llegaré tarde al trabajo, que la novia de turno se pondrá furiosa porque quizás piense que la dejé plantada, que mi sobrina no me hable por varios días si no la veo bailar, pero qué diablos!!!! NO SOY DIOS!!!! y además no cuento con un auto volador, y es cómico porque cuando viajo en bus, y la gente arremete contra el chofer por no poder seguir este dice EL AUTOBUS NO VUELA!!!! jajajajaja y me da tanta risa y miro a todos, y todos tienen justamente esas caras, de rabia contenida, de impotencia acumulada, de terrorista enfurecido, de político chantajeado, de marido cornudo..... pero QUE DIABLOS!!!! yo al menos pongo en mi celular una canción linda como la de SKYLAR GREY junto a EMINEN fabulosa, porque sé que por algún motivo no debo llegar temprano, que luego lo sabre, que no hay que fundirnos en el pánico, que todo saldrá bien.... besos!!!!!

    pd: dicen que los BEATLES eran de otro planeta, y que JOHN sólo regresó a su casa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también soy muy de pensar que todo es por algo, y también que no hay mal que por bien no venga. Muchas veces comprobé que cosas que en su momento me parecían muy malas resultaron ser beneficiosas a la larga.
      En fin, con lo que hay hacer lo mejor posible, digo...
      Un beso Luis

      Eliminar
  27. Eva:
    Muy buen post, te felicito.
    La radio es fatal, por eso solía llevar en mi auto casetes y luego CDs.
    La última imprecación no la descifré..., ¿la cachaste?
    Aunque parezca mentira, nunca llevaba música de ellos.
    Genial, la acotación al cuento de Cortázar.
    Si hubieses puesto Dear Prudence, todos se habrían apeado y puesto a jugar en la autopista...
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuento ese de Cortázar me encanta, me parece magnífico.
      Gracias Arturo, otro para vos

      Eliminar
  28. Este post me sugiere una canción de John Lenon que se llama "I´m Only Sleeping" (del "Revolver", el disco que probablemente más me guste junto al "Let It Be" y el "Abbey Road") :

    https://www.youtube.com/watch?v=1yEprCB-8RY

    En la canción dice:

    Cuando me levanto pronto por la mañana
    levanto mi cabeza, aun bostezando.
    Cuendo estoy en mitad de un sueño,
    me quedo en cama, y floto a favor de corriente
    Por favor no me despiertes, no me agites,
    déjame donde estoy, tan sólo estoy durmiendo.

    Todo el mundo parece pensar que soy vago,
    no me importa, yo creo que están locos.
    Corriendo a todos los sitios a tal velocidad,
    hasta que se dan cuenta de que no hay necesidad
    Por favor, no me estropees el día, estoy a kilómetros de distancia
    y después de todo, tan sólo estoy durmiendo.

    Ni creo que relamente John Lenon fuera un vago (aunque el siempre se definiera así), ni creo que no tuviera que levantarse por las mañanas muchos días para
    "correr como los locos de aquí para allá". Pero si conecta perfectamente con ese sentimiento que tenemos todos muchas veces de huir de todo eso que a veces significa el mundo: del cabreo, las prisas, las presiones, los egoismos, la intolerancia.... a Km de distancia.... Y además él adorna ese sentimiento con esa agradable sensación de dormir que nos aleja del mundo y sus miserias al menos durante horas, y que describe de forma tan deliciosa en su canción.

    Aunque tengo que decir también que según cuentan John Lenon no era ningún angelito. En un documental que ví hace tiempo una persona allegada a él cuenta como literalmente "blasfemaba como un marinero de Liverpool" mostrando su cabreo a Yoko Ono que callaba con estoicidad oriental. Luego se arrepentía y le escribía canciones como "Jealous Guy", pero el caso es que algunos momentos podía perder los papeles y ser tan vulgar como cualquier "hijo de vecino".

    Pero bueno, aunque no fueran más que cuatro tipos imperfectos (como todo el mundo) mejor quedamosnos con lo bueno de John, Paul, George y Ringo, con su música, su sensibilidad artistíca para conectar con tantas personas alrededor del mundo y sus sentimientos....

    Si,mejor quedemosnos con lo bueno de las cosas que para cuatro días que tenemos no conviene estar amargado la mayor parte del tiempo (que no es ni más ni menos que le mensaje que para mi transmite este bonito post).

    elnavegante




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo creo que al final la vida pasa tan rápido que hay que intentar pasarlo lo mejor posible mientras estemos aquí. El mundo y sus circunstancias son las que son, los atascos por ejemplo no se pueden modificar. O te vas a vivir al campo, o si los tienes que padecer cada día por lo menos vivirlos lo mejor que se pueda. Y así con todos los aspectos de la vida.
      Un beso, y gracias por tu comentario

      Eliminar
  29. Que noche de la de aquél día, la vi yo con 17 y ............... feliz artículo, Eva. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, esa también me encanta Enrique!!!
      Gracias a ti, un beso

      Eliminar
  30. Me encantan los beatles, odio los atascos y si además voy corta de tiempo, ya ni te cuento. Sin haberlo deseado he hecho un pareado, jajajaja.
    No hay nada como una buena música para amenizar los limones ácidos del día.
    Un abrazo, Eva.

    ResponderEliminar
  31. Menos mal que oír a los Beatles es todavía un acontecimiento. Siempre será el grupo por excelencia en la música moderna que ya es clásica. Madrid es un asco para conducir y aparcar.

    Un fuerte abrazo, querida Eva.

    ResponderEliminar
  32. Me quede con la duda, de como lo dirías en lunfardo, las atrancaderas si con son para jalarse los pelos :), genial la descripción y el recorrido por las radios, tal cual :) y mil gracias por los Beatles, un gran semana, miles de abrazos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaa, esa no la había escuchado: atrancaderas, jajja, suena a otra cosa...
      Miles para ti María, buena semana

      Eliminar
  33. En mas de un atasco me he puesto a escribir yo, y es que son esos momentos de no hacer nada los mejores para meditar en tus cosas, disfrutar de la música y, por qué no, sonreir un poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo mismo pienso yo Rendan. Preferible hacer algo productivo.
      Saludos

      Eliminar
  34. Me encanta tu manera amena de contar...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Comprendo que en un Madrid debe ser muy difícil trasladarse sin coger el coche.
    Pero, aunque pocos, he tenido la experiencia de sufrir algún atasco y precisamente en la M30, es para acabar con la paciencia del más santo.
    No importa que jures en hebreo, no vas a adelantar nada, mucho mejor poner una buena música o echar mano de ese cuaderno que siempre llevo en mi bolso y me pongo a escribir. Es la mejor idea.
    Te dejo mis cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  36. Lo bueno que tiene vivir es una ciudad pequeña es que no hay tanto atasco y te evitas disgustos y juramentos jajajaja.
    Besitos

    ResponderEliminar
  37. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si querés te mando al jefe de gobierno de la Ciudad de Bs. As., harías Bingo.
      La semana pasada casi desaparezco dentro de un pozo en pleno Correo Central, Capital parece dinamitada, pero tenemos bicisendas jajaja. Heeeeelllllpppppp.
      Dale venite pa`ca.... vas a ver lo que es bueno!
      Besos dulce Eva.
      Me hiciste reir mucho.

      Eliminar
  38. Estos Beatles son Eternos. Yo cuando vivía en la Gran ciudad me desquiciaban los Atascos. Una manera inmejorable de soportar los momentos ácidos del día.
    ¡¡¡Gracias por seguir mi blog!!!
    Ya te sigo en tu Mágico Espacio.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  39. ES lo mejor ante el atasco. No descomponerse, y mejor escribir. Ya lo había dicho Freud: la literatura y el arte, son producto de la catársis: se drenan pasiones, dolores en la literatura y el arte, no importa si no se es un artísta o escritor auténtico. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  40. Qué bueno Eva!!!
    Bendito atasco que nos ha dado este relato.

    Un beso enorme!!!



    ResponderEliminar
  41. Un 10 en inteligencia emocional.
    Muy bien.
    He de aprender de ti.

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Un espectáculo, Eva! Cuando hay embotellamientos, yo sólo puedo pensar en sacar una Uzi y matar cualquier cosa móvil que se me pase por delante. Un beso!

    ResponderEliminar
  43. No hay nada mejor que un poco de música en los momentos en los que asesinarías a media humanidad. Odio los atascos. Cuando pillo uno, saco mi libro y me pongo a leer. Por cierto, ¿cuándo nos enseñas a maldecir en lunfardo?

    Un besote

    ResponderEliminar
  44. Hay que ver, en tu caso, lo que te ha cundido el atasco. Mañana me atravieso delante con mi coche y te retengo un ratito más.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  45. Muy buena solución! Besos Eva!

    ResponderEliminar
  46. Menuda ideaca Letzy. Igual resulta que en la M30 se componen más canciones que en todos los locales de ensayo de Madrid y no lo sabíamos. De todas formas con tu forma totalmente creativa de encarar el atasco, difícilmente te veo sacando el lufardo al resto de la humanidad.

    Besos Letzy.

    ResponderEliminar
  47. Anónimo22/5/13 0:21

    en principio MUCHAS GRACIAS por seguir mi blog,retribuyo haciendo lo mismo...que nóstalgico!!! que buenos fueron los 80, y los 60, la música, la moda, que revive nuevamente, agiornada, pero casi casi igual!!!
    un abrazo fraterno,muchas gracias!
    lidia

    www.nuncajamashablamos.blogspot.com.ar

    TE PUEDES TRAER, EL UNICORNIO, QUE ANDO REGALANDO,QUE ESTÁ EN EL LATERAL DERECHO, DE MI BLOG,"PREMIO A LAS LETRAS Y ARTES" DE MI PARTE!!!

    ResponderEliminar
  48. No hay situación que no la describas con gracia, Eva. Siempre me arrancas una sonrisa! :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  49. Jajajajaj qué bueno Eva!!! no te lo vas a creer pero yo en mi vida he estado en un atasco fíjate... qué divertida eres!!
    Besos.
    Por cierto, no me salen las actualizaciones de tus entradas aggggggggggggg...

    ResponderEliminar
  50. Pues yo creo que jurar en tantos idiomas está genial, y así aprovechas el atasco para practicar el servocroata o el ruso, que a lo mejor en Madrid no suena mucho. Después de insultar puedes pasar a otra cosa, ya desahogada, a lo mejor a escribir la pedazo de entrada que has escrito... El atasco te ha venido ¡muy bien! Pero no te deseo otro, de verdad, no soy tan mala.
    Muchos besos, guapísima, eres cada día la caña total.

    ResponderEliminar
  51. Hola Eva, buenas tardes,
    hoy seré mas sintético que de costumbre,
    te has lucido con tu entrada,
    leía y me decía lo mismo con lo cual tu finalizaste...
    pues cada frase calzaba perfecta =D

    Te deseo una excelente tarde-noche
    un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  52. Quien no los ha sufrido en una gran ciudad ?, los grandes atascos nos ponen de mal humor, pero a la vez nos sirven para reflexionar sobre por que no haber ido en metro.
    En Madrid el dicho " de Madrid al cielo" hay quien lo ha rematado diciendo "pero pasando por el purgatorio primero".

    ResponderEliminar
  53. Los atascos dan para mucho, suerte que a mí no me toca sufrirlos pues vivo en Barcelona pero cerca del trabajo. La autopista del sur es genial, como lo es Cortázar, mi escritor favorito.
    Besos

    ResponderEliminar
  54. Ciudad= atascosm stres salidas de tono, ruido y demas.
    Besos

    ResponderEliminar
  55. Uffff!...si lo hemos sufrido en la Autopista del Oeste durante varios años! los interminables 26km que nos separaban de nuestros trabajos. Por suerte, hoy jubilados, estamos disfrutando en la Ciudad Feliz, lejos de los problemas, de los atascos y de las puteadas. Así que Eva te esperamos por aquí en algún momento,sentados en la escollera tomando mate con madiaslunas de la Boston.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  56. ¡¡¡No conocía yo tus virtudes poliglotas!!! en esos casos solo existe eso que llaman paciencia y que yo tengo que ir a comprar porque la mía se agotó en el último atasco.
    Por otro lado, hay música que necesita las ventanillas abiertas para que pueda volar y ellos son de esta categoría

    Un besote cielo

    ResponderEliminar
  57. Atascos.
    Un atentado contra la vida.

    ¿Como osan disponer de mi tiempo asi?

    Esos inglese han estado en algunas de mis veladas mas recordadas.

    ResponderEliminar
  58. I love this song...
    Best regards from France,

    Pierre

    ResponderEliminar
  59. Brillante, Eva.
    The Beatles, unos genios con todas las letras. Y si se puede elegir uno entre los Fabulosos Cuatro (algo sumamente difícil), me quedo con George. Sus composiciones, sus letras, esa primera guitarra que te atravesaba el cerebro, su voz... Un artista de primera, que pudo desarrollarse al cien por ciento en la última etapa de The Beatles y luego como solista.
    John, Paul y Ringo, tres grandes de verdad, también, por supuesto.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  60. ¡Menuda historia! Un atasco que da para mucho, es decir conocer (en mi caso) tu sentido del humor y que te gustan los Beatles, me has ganado por simpatica y ocurrente..
    Adoro a los 4F en atascos o al caer la tarde. Me acompañan siempre y cuando me siento un poco ploff especialmente.
    Eso de explicarte en "dos lenguas" (jeje) es parte de tu encanto.

    Saludos y gracias por pasar por mi apartemento.

    ResponderEliminar
  61. ¡Menuda historia! Un atasco que da para mucho, es decir conocer (en mi caso) tu sentido del humor y que te gustan los Beatles, me has ganado por simpatica y ocurrente..
    Adoro a los 4F en atascos o al caer la tarde. Me acompañan siempre y cuando me siento un poco ploff especialmente.
    Eso de explicarte en "dos lenguas" (jeje) es parte de tu encanto.

    Saludos y gracias por pasar por mi apartemento.

    ResponderEliminar