Kafka

A estas alturas de tu vida eres la Reina Indiscutida de las magníficas ideas, la Máxima Autoridad de las magníficas ideas, la Ama y Señora de las magníficas ideas (sepa perdonar el/la simpático/a lector/a la reiteración, es necesaria para que quede bien claro que eres lomásdelomásdelomás en materia de magníficas ideas).
Una bonita mañana soleada te despiertas en tu cama y no estás acompañada ni de Ernesto ni de tu Queridísimo, sino, como tu perspicaz lector/a ya sabrá, de una magnífica idea, que es la siguiente: Vas a tramitar la ciudadanía española.
Hete aquí que tu magnífica idea y tú partís al Registro Civil Único de Madrid.
—Hola, ¿qué tal?, soy Letzy y quiero ser ciudadana española —dices al llegar.
La funcionaria que te atiende, sin sonrisa alguna visible en su rostro, te pregunta si tienes cita. Por supuesto que no la tienes. La mujer apunta un día y una hora en un papelito y te lo entrega.
—Cuando venga a la cita tiene que traer estos papeles —, y te da también una fotocopia.
La cita no es para el día siguiente, ni para la semana próxima, ni siquiera para el mes que a continuación vendrá; es para dentro de medio año. Durante ese tiempo vas al Consulado argentino, del Consulado al Ayuntamiento, del Ayuntamiento al Ministerio de Asuntos Exteriores, del Ministerio a la Policía.
Por fin llega el día de la cita. Te presentas en el Registro Civil Único de Madrid con una carpeta llena de papeles: hojas y más hojas de diferentes tamaños, diferentes letras, diferentes tintas; papeles con sus sellos, y con sus firmas, y con sus apostillas; papeles originales, fotocopias de esos papeles originales, y fotocopias de fotocopias de esos papeles originales. Un funcionario recibe tu papeleo, lo examina y te dice que está todo en orden. Tú sonríes satisfecha. A ver Letzy querida del amor hermoso: ¿Por qué sonríes? ¿Pensaste que ahí iba a terminar el trámite? ¿Creíste que en unos pocos días ibas a tener pasaporte de la Comunidad Europea en mano? ¡Pues no sabes tú cuán errada estás! Entonces el funcionario te informa que tienes que presentar todo lo que acabas de presentar en el Registro Civil también en la Comisaría de Policía que corresponda a tu domicilio. Sus palabras te quitan hasta las ganas de insultar en lunfardo, que es como se debe insultar si lo que se desea es insultar bien.
No sin poco esfuerzo reúnes otra vez todos los papeles, pides cita en la comisaría, esperas un par de meses y los presentas. «Ya está, en pocos días tendré pasaporte comunitario en mano», piensas y sonríes. Poco te dura puesto que tu preciosa sonrisa de perlados dientes sin sarro es arrancada de tu rostro por las siguientes frases: tendrás que esperar La Carta, hasta que ella llegue a tu domicilio no sabrás si se te concede la ciudadanía o se te deniega.
—¿Cuánto he de esperar? —preguntas mientras un interesante número de insultos lunfardísticos se pelean en tu mente para ver cuál tiene derecho a salir primero por tu boca.
—Medio año, un año, dos años; meses más meses menos —te responde el uniformado muy serio—. Lo que La Carta diga es irrevocable —agrega para aumentar tu contento.
Tus nervios, tus arterias hipertensas y tú esperáis durante un año, ocho meses, veintidós días y siete horas la llegada de esa Carta que te dirá si sí o si no, de esa Carta que te dará un futuro u otro. Cuando por fin se digna a visitar tu domicilio la dejas un buena cantidad de tiempo sobre la mesa, y no porque la hayas puesto en penitencia, sino porque no te animas a leerla. Hasta que tomas coraje y la abres con manos temblorosas, y con las axilas sudadas, y con la boca reseca. Y la lees una vez, y otra vez, y dos veces más. Y La Carta dice que sí.
Con La Carta en mano vas al Registro Civil Único de Madrid y pides cita. Esperas dos semanas.
—Lea —te dice un juez y te da un papel.
—Prometo fidelidad al Rey y obediencia a la constitución y demás leyes —lees.
—Firme —te ordena.
Y tú firmas. Y te conviertes en ciudadana española.

78 comentarios:

  1. excelente! Lo he vivido mientras lo leía... ahora tengo que beber agua y cambiarme la camiseta por lo de la boca seca y las axilas sudadas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, y sí, no te quedes con la ropa húmeda...

      Eliminar
  2. ¿He de decir "enhorabuena"? Venga, me imagino que sí, era lo que querías ¿no? Pues ya está. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro. Feliz y más que feliz, sobre todo por saber que ya no hay más trámites.
      Beso

      Eliminar
  3. Nos expones un proceso bien largo, como todo en la vida, si se consigue lo que se quiere, nunca es tarde cuando la dicha es buena.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, lo que cuesta se valora un montón. Pero es verdad que es demasiado tedioso el trámite, hay momentos en los que quieres dejar todo por la mitad.
      Otro abrazo Ambar

      Eliminar
  4. Buenísimo!
    Enhorabuena de nuevo, mi compatriota.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja!!!! Entiendo perfectamente lo de los trámites, acá para la residencia fue más rápido pero super accidentado incluyendo "uruguayizar" las partidas con errores varios de los copistas incluyendo que yo era la mamá de Pablo (lo tacharon después y pusieron el nombre de mi suegra) y que Pablo se había casado con mi papá (tachado después y puesto arriba mi nobre)....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, eso por lo menos no me pasó, dentro de todo tuve la suerte de que no hubieron ese tipo de errores. Menos mal, porque mandar los papeles a Argentina no habría sido ni fácil, ni barato, ni agradable.
      Besito Elen!!!

      Eliminar
  6. Bueno, pues enhorabuena. Me ha recordado al fantástico relato de Larra "Vuelva usted mañana", que aunque esté escrito en enero de 1833 está de plena actualidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo leí, lo buscaré el relato que mencionas a ver si lo encuentro.
      Saludos Beatriz

      Eliminar
    2. El relato fue escrito por un tal Mariano José de Larra. Te aviso que terminó con sus días pegándose un tiro.

      Eliminar
  7. Yo pasé por todo eso para la venezolana, aunque fue hace muchos años, don dinero (Poco) lo podía todo y me evitó muchas molestias :)
    Luego, mis hijas y mi mujer canadiense, aquí tuvieron que pasar por lo mismo que tu para obtener la española, a pesar de ser yo español, toda una vaina muy seria :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Felicidades, supongo, yo leía y me reía, querer la nacional ida argentina no es mas fácil, los paseos son tantos y la documentación que además tiene que cruzar el mar complica las cosas. Un abrazo y bienvenida al país de los manguis

    ResponderEliminar
  9. Y si al menos se tuviera la suerte de que ¡¡¡valiera la pena!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, para mí la vale porque es donde elegí vivir, y hay una gran diferencia entre tener papeles y no tenerlos... A mí me gusta muchísimo vivir en Madrid...
      Un beso André

      Eliminar
  10. Felicitaciones!
    Es muy fácil pasarla mal haciendo trámites. Cuando me tocan hacerlos los hago con mucha paciencia, no queda otra.
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  11. Puffffffff qué odisea!!!
    Me alegro de q terminara bien!

    Bss,Carmen

    ResponderEliminar
  12. jajajajaja te felicito Eva; sólo porque es lo que querías :) Por otro lado, ha sido muy divertido. Es como ver a alguien resbalar con una cascara de plátano. Un beso :D

    ResponderEliminar
  13. ¡Joder que mal rato me has hecho pasar! que sepas que me tenías a mi también buscando en google a ver que carajo es esa vaina de los insultos lunfardisticos y dispuesta a irme contigo a repartir tortazos, patadas y escupinajos si hacía falta. Me alegro niña, si la verdad es que la burocracia es lenta de la hostia.

    Cuelga algún insulto de esos anda jejeje

    un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  14. Genial!! LA verdad es que nunca he tenido que hacer un trámite tan engorroso y aun así siempre que tengo que hacer papeles para algo me confundo y los hago mal. Enhorabuena ciudadana!!

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena...Pero menudo periplo!!!

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  16. ¡¡¡Felicidades!!! Ahora ya perteneces a otro pais tercermundista. ¿Qué, no te bastaba con uno? :P
    Besazo y enhorabuena
    PD: no me llegan tus actualizaciones desde hace tiempo . Me vuelvo a suscribir.

    ResponderEliminar
  17. El asqueroso "feedburner" me dice que ya estoy inscrita. ¡¡¡ Sí, pero no me mandas las actualizaciones!!! Díselo de mi parte. XD
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Maldito! No sé por qué no te llegan Dolega. Cuando lo vea lo insulto de tu parte, y de la mía también...
      Un beso grande

      Eliminar
  18. Sí, debe ser de los trámites más engorrosos y puñeteros que hay.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Pues qué narices, FELICIDADES, EVA!!!!

    Y además y de propina, un beso

    ResponderEliminar
  20. Congratulations! jajaja
    Me recordó el trámite del arbolito, un sketch televisivo jaja. Ahora hay otros "arbolitos" por éstos lares, pero no dan nada de risa.
    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  21. Debo confesar que me he reído muchísimo, aunque entiendo que a ti todo esto no te haga nada de gracia porque es tan ridículo tod. Pero me alegro de que te lo tomes con humor, que ya es algo...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  22. La leche, es como el embarazo más largo de la historia.
    No tenía idea de la complicación que suponía tener un simple papel.
    Menos mal que te lo tomas con cierto sentido del humor
    Besos

    ResponderEliminar
  23. TANTO TRAMITE Y PAPELEO ES UN VERDADERO QUEBRADERO DE CABEZA,,, PERO AL FINAL HAS LOGRADO LO QUE QUERIAS... ENHORABUENA.
    UN BESAZO EVA!!!

    ResponderEliminar
  24. ¡Prueba superada! ¡Excelente!


    Saludos

    ResponderEliminar
  25. A mi no me hicieron firmar nada semejante, por suerte, ¿fidelidad al rey? ¿qué es eso? ¿No se enteraron que estamos en el siglo XXI?

    En fin...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  26. A que te llena ya el orgullo de ser española :D

    Fidelidad al rey.. a la reina, al Urdangarin, a la del DNI confuso, a la otra infantita y los y las infantititos e infantititas, ahora debes recuperar el tiempo perdido para ser una española como dios manda y verte dos tertulias de intereconomía al día, debes aprender a diferenciar entre los españoles de bien y los rojos y separatistas.

    Felicidades por el nuevo status.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que justo estaba pensando Dess, el verme dos tertulias de intereconomía al día, jajaja. De infantitos e infantitas mejor ni hablemos...
      Un beso querido

      Eliminar
  27. Ya eres ciudadana de un pais llenos de politicos corruptos etcetc. jaja, no, ahora en serio, mi enorabuena, no creia que se tardara tanto en hacer todo el tramite(eso demuestra como funciona este pais) Un abrazo compañera, y de nuevo enorabuena

    ResponderEliminar
  28. ¡¡Qué paciencia!! sólo por presentar tantos papeles ya se te deben quitar las ganas... pero oye, ¡enhorabuena! la espera ha merecido la pena :)

    Un besito

    ResponderEliminar
  29. Pues felicitaciones. Eso de situarse en la cola de una ventanilla y cargado de papeles es como esperar el resultado de un chequeo médico, nunca sabes lo que te vas a encontrar.

    ResponderEliminar
  30. pa'que luego digan que las administraciones no complican las gestiones...
    que hasta de una gestión administrativa, consigas sacarle chispa, tiene mérito... vaya que sí...
    yo la última vez que tuve que vérmelas con el funcionariado, acabé gritándole (palabra) a una señora de la edad de mi madre, que si al jurar el cargo, juraban también que nadie conseguiría hacer una j0¿¡¿@ gestión en menos de tres viajes...
    en fin... un placer leerte!!
    y muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  31. Pues he pasado por eso hace años! Fue menos complicado,quizás porque vivo en una isla y todo se mueve a otro ritmo..pero,sí también he juntado papeles,corrido,ido y venido y por fin JURÉ FIDELIDAD! ajajajaa...
    Y ahora,cosas del destino un hijo mío español,tramita el pasaporte argentino..que eso también merece un relato aparte,porque fue surrealista ( en Buenos Aires,policía Nacional..)

    ResponderEliminar
  32. hummmm, interesante, nunca me gustaron los trámites de ningún tipo, la verdad que de sólo leerte me dieron ganas de renunciar a todo eso y simplemente liberarme del stres, joder, que yo no estoy hecho para esas cosas, por dios que no, prefiero morirme como tal, aunque de todas formas no pienso salir de este mugroso país, pienso que pretender otra nacionalidad es como rechazar la tierra en donde naciste, quizás soy muy patriota y todo eso, aunque lo dudo, pero no me gustaría, ya el seudo escritor Vargas Llosa pidió ser español y lo comprendo, hasta le doy gracias por hacerlo ya que con ello no podrá ser nunca nuestro presidente, creo que al final de cuentas simplemente queda el respeto hacia los demás, por ejemplo tengo un hermano que ya es argentino, y mi madre y mi hermana han viajado para convertirse en argentinas también, le encanta ese país y por ellas estoy contento que lo intenten y lo logren, lamentablemente eso no viene conmigo.... un beso gigante para ti, espero que goces tu nueva faceta de española y que te anotes para una clases de baile flamenco :P

    ResponderEliminar
  33. Los trámites son un calvario. A mí también me ha recordado "Vuelva usted mañana", de Larra.

    Menos mal que, por fin, todo se ha resuelto favorablemente. ¡¡Enhorabuena!!.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  34. Emocionante, desconocido e inexplicable. Enhorabuena, Eva.

    ResponderEliminar
  35. Yo creo que los españoles hacen bien, te digo más, si yo fuera funcionario prohibiría dar la ciudadanía a ningún argentino y tampoco los dejaría entrar como turistas. No lo digo por vos que sos buenita, pero sabés que la gran mayoría somos bastante desastrozos. Claro, llama la atención que Ginóbili o Bergoglio sean argentinos (no lo nombro a Messi porque lo están por meter en cana). Uno piensa en esa gente y se esperanza, pero después abrís un diario de aquí y te querés suicidar. La mayor parte de los argentinos son hinchas de Boca ¿necesitás más pruebas?
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Ah pero qué fácil Eva, una pavada!(?)
    Acá estamos bien entrenados para hacer laaaaargas colas, perder muuuuuucho tiempo y plata y salud en sellados inútiles y trámites burocráticos....
    Se ve que habías perdido la costumbre, je.

    ;)

    PD: ¡Felicitaciones! :)

    ResponderEliminar
  37. ¡Qué agobio siguiéndote con tanto papeleo! menos mal que ha tenido un final feliz para ti Eva, ya me temía lo contrario, con esa duda a abrir la carta me has tenido en vilo.
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  38. Pues felicidades. No tanto por ser ciudadana española (que no últimamente no cotiza muy alto), sino por haber conseguido tu propósito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Hay que ver el Kafka ése. Una montonada de años después de muerto, inyectó en la imaginación (o en la realidad) de una tal Letzy el argumento para hacer de una simple carta del registro civil, una metafísica de la espera.
    Felicidades a ti, y a él. Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Siempre se ha dicho que el que espera, desespera.
    Te felicito por tanta paciencia y por no lanzar improperios al aíre, te iba a dar igual, ya sabes que las cosas de palacio van despacio.
    Quiero felicitarte, ya eres una más.
    Mi intención era agradecer tu comentario en mi blog. Me he sentido muy arropada con todas las palabras cariñosas que me habéis dejado.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  41. La materialización del acto es tan rápida como poco emotiva. El papeleo es tan complejo porque todo el mundo tiene que comprobar y aprobar que los documentos son verdaderos y se atienen a derecho. Largo, un proceso mu largo. En ese tiempo es posible que se haya necesitado la nueva documentación pero...la legalidad es la legalidad...

    Un fuerte abrazo, querida Eva.

    ResponderEliminar
  42. Las cosas de palacio van despacio... se dice por aquí, menudo país has escogido querida Eva jajajajaj
    Felicidades por ser española, aunque aquí está la cosa para pocas felicitaciones pero bueno, si es lo que tú querías lo has conseguido, así que me alegro de que formes parte de mi tierra.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  43. Y no te dio la risa cuando leíste lo de la fidelidad al Rey? Yo me hubiera descojonado.

    Enhorabuena, (o no), ya eres ciudadana europea y ejjjjjjpañola!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, más que risa sentí varias contradicciones internas porque si hay algo que no soy es monárquica, y que justo me hicieran decir eso no me hizo mucha gracia, ninguna la verdad. Pero bueno, quería la ciudadanía, qué le voy a hacer.

      Eliminar
  44. Yo no sé si has hecho bien.
    Tú has visto la mierda de país que es este?

    En fin...

    Besos.

    ResponderEliminar
  45. ¡¡Enhorabuena!!...;))
    B7s

    ResponderEliminar
  46. Felicitaciones! después de toda tu andada que a mi me deja con la lengua a fuera y solo de leerte, te lo mereces.

    :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Eva:
    La nacionalidad está inserta en el mundo burocrático; ergo, es de esperar que su obtención padezca de los males de ese ámbito.
    Por fortuna, todo salió bien y ahora eres una súbdita española, ni se te ocurra mandar a garcar a tu monarca...
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  48. ¡Pues enhorabuena, Eva! Aunque la odisea se las trae, por Dios, es que acaban con la paciencia de cualquiera. Si es para arreglar algo de los seguros y me pasé el viernes dos horas contadas, minuto a minuto, al teléfono, y menos mal que no era llamando a un 902...
    A mí también me ha recordado al "Vuelva Usted Mañana" de Larra, échale un vistazo, seguro que lo encuentras buscándolo en Google. Es muy divertido, como tu peripecia, aunque vivirla... jodeeeeer...
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  49. Primero de todo te felicito por tu la nacionalidad española y segundo por tu santa paciencia, jajajja y por narrar tan bien todos esos trámites y esos va y vienes.
    Un besazo, Eva.

    ResponderEliminar

  50. Felicidades, Eva, si estás en España porque te gusta vivir en ella, me alegro por ti, siempre se ha dicho que las cosas de palacio, van despacio, así que, enhorabuena por tenerlo todo arreglado y en orden.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  51. Burocracia en España?, funcionarios robots con menos corazón que el hombre de hojalata en el Mago de Oz en este país?. No me lo creo.

    Te envidio por tener dos ciudadanías, a mi me encantaría tener dos, tres... o las que fuesen, y hasta creerme cada una de ellas. Secretamente soy un avaro de ciudadanías jijiji.

    Un beso!.

    elnavegante.

    ResponderEliminar
  52. Hola Eva, buenas tardes,
    mmm cuanto papelerio y cuanto trámite,
    me imagino que al ser Argentina debes esrar acostumbrada a tanto desmadre =D
    esa es una buena escuela!
    pero bueno, por lo visto has conseguido lo que buscabas,
    eso si... espero tu fedelidad al rey eh!

    Te deseo un gran inicio de semana
    un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  53. Jajajajajajaja y no sólo te amargan la vida con asuntos tan importantes como es adquirir una nacionalidad, sino que con la mimsa Universidad o un sencillo cambio de médico nos tienen liados hasta que...buah.
    Me alegro mucho que , después de todo lo sufrido, el esfuerzo haya servido para algo ^^ y ya tengas la nacionalidad! Enhorabuena!

    Un besote :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto ¿qué es lunfardo? que igual me viene bien insultar en ese idioma ahora cuando tenga las notas jojo

      Eliminar
    2. Es una jerga que se habla en Buenos Aires, en los tangos aparecen muchas palabras en lunfardo. Por ejemplo en vez de trabajar decimos laburar, en vez de mujer mina, en vez de dinero guita, y así.
      Un besito

      Eliminar
  54. Me alegro mucho por tí Eva !!
    Es una enorme tranquilidad tener todos los papeles en órden en el país que elegiste para vivir.
    Felicitaciones !!!
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  55. Felicidades tía, maja, chula! Jajaja!
    Te sigo... (Me estabas siguiendo hace rato y ni me di cuenta, perdón :p)

    ResponderEliminar
  56. Me alegro por ti Eva :-) que bien lo narras todo, me gusta tu sentido del humor. Yo támpoco conocía el lunfardo ya lei la explicación que le hacías a otra compañera. Saludos y feliz día :-)

    ResponderEliminar
  57. Bueno por lo menos tienes humor, porque marearte, te marean, es un aburrimiento, tramitar papel.Un ABRAZO

    ResponderEliminar
  58. ¡Hola Eva! te he conocido a través del blog de mi amiga Edelweiss y he decidido dar una "vueltica" por tu entretenido blog, bien escrito, con buen humor. Te deseo un feliz fin de semana, es entretenido tu blog. Un saludo

    ResponderEliminar
  59. Anónimo29/6/13 0:02

    Por aqui ,muchos vascos y catalanes te regalarian su nacionalidad española.
    Me alegro por ti,y por cierto me lo pase muy bien .Rosa

    ResponderEliminar
  60. Aysss qué rollo es la burocracia del papeleo que es tan engorriosa, Eva.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  61. ¡Hola Eva! Gracias por tu visita a mi web viajera. Ávila es una ciudad amurallada preciosa, ciertamente. TE invito a visitar mi blog de novelas, si te apetece. WWW.SIRENAS-IN-LOVE-SIRENAS-IN-HELL.BLOGOSPOT.COM

    ¡Que tengas buen día!

    ResponderEliminar
  62. No se que decir valla trajín. Por lo meno se terminaron los trasmites, y conseguiste lo que querías. Me alegra tenerte por Madrid.
    Eva, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  63. Qué bien lod defines: un proceso kafkiano. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  64. Hola Eva, ¿Te has quedado agotada de tanto trámite o te has escapado?:- )De esto entiendo yo un montón. Cuando tienes un papel el otro ha caducado:-) Muchos amigos han pasado por esto, pero cuando es por elección ya se sabe. "Sarna con gusto no pica? A ver cuando vuelves. Se te echa de menos.
    Bss.

    ResponderEliminar
  65. Joder, Eva, santa paciencia. Bueno, después de tanto esperar y de dar tantas vueltas ya la tienes, enhorabuena ;)

    ResponderEliminar