El PijoteroPríncipe

Rasgo principal: lo apodan «el agarrado».

Es aquel que cuando le traen la cuenta de la cena a la mesa le regatea al mozo/camarero.

Es aquel que el día de tu cumpleaños te regala aire para que respires.

Es aquel que pone el saquito de té a secar al sol, lo usa un poco, lo vuelve a secar, lo usa otro poco y así.

5 comentarios:

  1. me lo devoré (no al príncipe)pero sí al blog. Imposible no sentirse identificada, me pasó, nos pasó, y lo que es peor es que nos seguirá pasando porque no sabemos vivir sin historias de fallidos pero necesarios príncipes.
    gabita

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/7/12 22:57

    El marido de una amiga le regaló para su cumpleaños el zapato izquierdo,le dijo que para el siguiente año ,si seguían juntos, le regalaba el otro ya que quería contribuir a la economía de la pareja,solventar el ahorro era una buena cosa y que no se cebara y bla,bla.Agarrado yo??
    La consolé a mi amiga diciéndole que agradezca que no le regaló el betún para lustrarlos,O los cordones,,o la foto de la revista para que se vaya preparando para el año próximo.De no crer pero los amarretes están a la orden del día.Gracias por recordárnoslos,así estaremos más atentas.Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  3. no me importaría pagar todas las cuentas de la familia de por vida, si es que el muy dejado se dignara a acordarse de mi cumpleaños o de nuestro aniversario con un día de anticipación y que el regalo sea currado, bien pensado, que lleve al menos 3 cifras, y que llegue oportunamente!!!!!!!!!!!!!!!! (he recibido un abrigo desigual 3 meses después... ya no es lo mismo no?)

    ResponderEliminar
  4. Ni los he encontrado ni lo deseo. No, por favor, nunca.

    ResponderEliminar
  5. No no, este no soy yo. A principio de mes el dinero es en mis manos como la arena entre los dedos, y mis amig@s son beneficiarios de mi imprudente agasajo ante su estupor. Y basta que el camarero sea un poco simpático para que le reconozca que la mosca daba buen sabor a la sopa y que hasta se lleve propina. A final de mes ya es otra cosa.... "El mes que viene no puede ser igual, tengo que aprender a administrarme" me digo siempre.

    elnavegante.

    ResponderEliminar