Si te critica al volante

Cuando empiece con su eterna monserga de que no metiste el cambio/la marcha que correspondía, o que no vas por el carril por el que deberías ir, o que quien te dio el registro/carnet de conducir sin ningún lugar a dudas estaría ebrio; tres palabras tiene la autora para ti: no te inmutarás. Dejarás que se despache a gusto. Mientras, lo escucharás, tragarás grandes cantidades de saliva y esperarás (la autora te recuerda lo que te ha dicho en otra ocasión: con ese ingrediente llamado paciencia resolverás muchas cosas). Una vez que estés en el medio de la General Paz/M-30 le dirás que escuchas un ruido muy raro en el coche. Te detendrás en la banquina/el arcén y, como eres quien conduce, le pedirás que baje para ver a qué es debido. Cuando tenga los dos pies fuera del vehículo arrancarás. Esbozarás una amplia sonrisa y mirarás su cara de desconcierto por el espejo retrovisor. Si llueve; mejor. Si graniza; mucho mejor. Si nieva y hay una ventisca huracanada proveniente del noroeste; inmejorable. No volverás a buscarlo. No te permitirás pensar en resfriados ni en posibles insultos.
La autora te advierte: deberás estar preparada pues se enojará, puede que no te hable durante varios días, y hay grandes posibilidades de que te pida el dinero que le costó el taxi.

Qué ganarás: ni abrirá la boca para respirar cuando el coche esté bajo tus manos la próxima vez.

10 comentarios:

  1. Anónimo25/7/12 3:51

    Me faltaba el cuentito de la noche para irme a dormir. Me siento como en las mil y una noche. Sin tí no duermo princesita Evalet. Siempre me sorprendes con los relatos del principe azul.

    your cayman

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, te extrañaba... Como ayer no me hiciste comentario, justo que iba de Buenos Aires el post... Veo que no te he perdido todavía.

      Eliminar
  2. Hum! eres maquiavélica, y me gusta

    ResponderEliminar
  3. Exacto. Te entiendo perfectamente, sé de lo que hablas. Soy el chofer de mi casa y padezco permanentemente eso que dices. Venganzas, muchas y cuantas más mejor.
    Te juro que no es por hacerme propaganda, en serio pero te pongo un link de una entrada mía al respecto: http://www.dolega.es/las-termas-de-antonino/
    Repito cuantas más venganzas, mejor:)
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimo! Me sentí hasta identificada. Te comenté...
      Un besito

      Eliminar
  4. jajaja genial!

    Aunque seguro que cuando el coche no anda en serio, la mujer iría a pedirle al hombre que lo solucione.. o al tallerista amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso puede ser, yo es que de mecánica no entiendo nada de nada de nada, y sí, mejor que se encargue alguien más entendido. Pero si manejo yo, relajate y disfrutá, es re típico de hombre lo de estar dándote indicaciones tooooooodo el tiempo, y la verdad que "no mola" (como dicen acá)
      Un beso

      Eliminar
  5. Muy bueno, un poco cabronazo el tema, pero realmente bueno querida mia :D

    Besos.

    ResponderEliminar