Correcaminos

Ni te persigue un coyote, ni eres un pájaro veloz. Aunque te gustaría, tampoco eres un personaje animado de la Warner Brothers. Por suerte tú hablas, y no es «bip bip» lo único que sabes decir. Aunque el saber hablar tampoco te sirve de mucho, por lo menos no con tu jefe. Tú, como tantas otras, eres una mujer con prisas, y por ello, recorres mucho camino en poco tiempo: sales del trabajo, viajas varios kilómetros hasta tu barrio, al llegar vas con paso rápido a la carnicería, de ahí a la farmacia, de ésta a la verdulería, luego a la fiambrería/charcutería, y ya que estás a la casa de lotería a jugar un quini 6/una primitiva; a lo mejor tienes suerte y te saca de pobre. «¿Qué haría si la gano?», te preguntas mientras marcas los mismos seis números de siempre rápidamente pues tienes que ir a buscar a los niños al colegio y, otra vez, eres prisionera de un reloj que no hace más que escatimarte minutos. «Tantas cosas», te respondes. «Me mudaría de casa, me iría de viaje a la República de Tanzania para aprender a hablar swahili, ayudaría a mis seres queridos y a los no queridos también», piensas. «Y sobre todo: dejaría de correr...».

70 comentarios:

  1. ¡Sí! ¡Tal cual!

    Quizás habría que dejar de salir con chicos marca "Acme"
    jajaja!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva
    Yo era así hasta que mis chicos crecieron. Ahora me tomo las cosas con más calma. Y nunca gane el Quini o la lotería porque no juego!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Quien te dice Eva, las sorpresas pueden estar a la vuelta de la esquina(?)
    jajaja
    cuándo serà el puto dia que la gente pueda VIVIR!?

    ResponderEliminar
  4. Haz el favor de no contarme mi vida, que salvo que ya no tengo chicas en el cole, casi la has clavado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Rediós!!!, acabas de clavar lo que dice mi princesa. Y pues como que te dejo otra paresiiiiiiiidaaaaaaa, jajajaja...

    http://www.youtube.com/watch?v=v4s2AMKPHnE

    ResponderEliminar
  6. Ya pasó, el carnicero ha envejecido, la farmacia le lleva su hija, la verdulería ha cambiado de raza, la tienda de los queso ya no existe todo son envasados y no hay nadie.
    En fin que ya no merece la pena correr, bueno sí para leer tu entrada que me ha encantado.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  7. Para Eva¡ no corras tanto,amiga¡
    Bss

    ResponderEliminar
  8. La realidad misma es la que describes. Dejar de correr, eso seria ideal. Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues después echarás de menos un poco ese estrés. Yo, después de tantos años así, ahora tengo tiempo y me sobra, y me pesa: mi hija ya se fue del nido, yo de nuevo parada, no permito que la casa me coma porque no la dejo... y tengo tiempo, tiempo, demasiado tiempo... me gustaría volver a tener a la niña pequeña, el trabajo del mercadillo, ir un poco acelerada, morirme por coger un libro y echar la tarde con él...
    Piensa que te llegará el día y disfruta mientras.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Ya te digo...Mercadona, casa, barrer, mocho, cocina...Y los demás, ¡¡mirando!! -sin embargo, luego son expertos en hacerte la pelota...jaja.
    B7s

    ResponderEliminar
  11. Es la rutina de la vida de la que es casi imposible salir. Para evitar que la vida pase sin dejar registro alguno, sería muy bueno poder ser consciente de cada uno de esos momentos, es decir, vivir cada uno de esos momentos, estar en ellos.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  12. ...Demasiado acelerado, nunca encuentro mi destino...los ojos como el coyote cuando ve al correcaminos...ahí te la dejo

    el mejor de los pecados

    ResponderEliminar
  13. A mi nunca me ha cabido duda de que sois seres excepcionales, en todos los sentidos, de verdad!
    Toda mi admiración es vuestra!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  14. Hay que producir y consumir Eva, para que no se pare la diabólica maquinaria económica.
    Yo también hago primis, por mantener viva la ilusión de poder olvidarme del dinero cualquier día de estos.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  15. Alguien dijo que los trabajadores asalariados son gente que prostituye su tiempo. No sé quien lo dijo pero es muy acertado. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  16. Tengo la extraña sensación de que esta historia me resulta muy familiar, Eva. No sirve correr, siempre te acabas alcanzando.

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que el tiempo cada vez corre más, sobretodo si tienes muchas cosas que hacer y parece que no llegas a nada.

    Un besito

    ResponderEliminar
  18. Tirar el reoj!! Eso sería lo primero que habría que hacer. Lo has retratado muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. A veces pienso que me cae mucho dinero (pero mucho, no para tapar agujeros) y en vez de verme alegre me da por agobiarme. Creo que no sería más feliz. Así soy de tonto.
    Besos.

    ResponderEliminar

  20. Yo nunca compro loterías, por lo tanto no sueño con el dinero, si lo tuviera o me cayera con una herencia, me pasaria como a Chema, viviría agobiada y asustada, pero de todas formas me alegraría muchísimo que tú fueras una afortunada y dejaras de correr tanto.

    Pero además, aunque corras, yo sé que estás en forma, Eva.

    Besotres apretaos

    ResponderEliminar
  21. Hola amig@,

    Te visito porque la temática de tu blog me gusta, resulta agradable y me sirve para aprender cosas novedosas.

    Te agrego a mi lista de blogs útiles, y si te apetece, pásate
    por felicidadenlavida

    Un abrazo muy fuerte y espero que sigas escribiendo, para continuar aprendiendo.

    ResponderEliminar
  22. Puff, cómo me suena lo que dices... En los últimos años he ido simplificando mi vida al máximo, y menos mal, porque si no, me hubiera vuelto loca. ;-)
    Es necesario tener tiempo para hacer "NADA". :-)
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. JUAS! Por aquí otro avestruz (mic, mic) que no para de ir contrareloj. Ayer mismo, el índice de actividades fue la releche, eso sí, acabó a las 5am con unas cuantas copas de más y bailando y pegando botes... También hay que sacar tiempo para eso.

    ;-)

    ResponderEliminar
  24. VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD MUY AJETREADA,,,, ES QUE NO PARAMOS DE IR DE UN LADO PARA OTRO.... AUNQUE A VECES HAY MOMENTOS EN LOS QUE PODEMOS RELAJARNOS UN POCO.
    UN BESAZO EVA!!!

    ResponderEliminar
  25. Siempre voy a la carrera, aunque vaya sin prisas robando minutos a las horas... Lo que me gustaría hacer sería beber limonada frente a un campo de alcachofas y viajar a la Liguria cada primavera. Gracias, Eva, por invitarme a soñar, sienta realmente bien :) Un beso

    ResponderEliminar
  26. Andar a la carrera es sel signo de los tiempos. Siempre tenemos prisa. Lo llevamos incorporado. Aunque nos tocase la lotería me temo que seguiríamos a la carrera. Bip bip. Pero podemos utilizar las velocidades, menos la marcha atrás que ya ten vuelta de hoja :-)
    Bss

    ResponderEliminar
  27. Nos lo exige el guión querida Eva. Además las mujeres tampoco sabemos estar paradas o quietas, somos pura adrenalia.
    Qué bien detallas la jornada de una mortal!!!
    Un abrazo, guapa!

    ResponderEliminar
  28. Consuélate, dentro de 25 años no tendrás que correr tanto. :D
    Besazo

    ResponderEliminar
  29. Hola Eva, buenas noches,
    todo lo que citaste mas (una noche plena)
    lo cual no hay reloj que aguante =)
    ahora con lo del quini6, por favor, no conozco a nadie que haya metido mas dos números =(
    o talvez estoy rodeado de gente mufa jajaja

    me encantó ésta entrada...
    Te deseo una hermosa noche
    besitos.

    Ah, con respecto a tu respuesta del post anterior...
    (yo tampoco conozco a muchos de ese "NO", creo que debe ser porque quieren (o queremos) quedar bien)

    excelente fin de semana!

    ResponderEliminar
  30. Vaya tela ... Tan cierto ... Deberíamos correr menos ... :-((((

    Besos, Eva !!!!

    ResponderEliminar
  31. Fantástico: es todo verdad, lo veo a diario...
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  32. Ahí nos han reflejado a tod@s, Eva.
    Me has recordado que tengo que comprar un décimo para estas fechas jaja, ya sabes el Gordo que todos quiséramos que cayera, ;)
    Si me toca...
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Anónimo7/12/12 0:45

    Grave error jugar siempre a los mismos números querida, el día que no la eches por lo que sea y le de por tocar...

    Yo no juego a loterías, solo en navidad, salvo en eso la verdad es que también me identifico con lo escrito, solo que yo tengo la mañana casi siempre libre y voy con prisas por dejarlo todo para el final :D

    Besos hermosura.

    ResponderEliminar
  34. Uy ami siempre me cayo el coyote. Mujer te deseo suerte y ojala ganes algo te mando un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar
  35. ┊☆*... HOLA!
    ┊ ┊★*㋡
    ┊ ┊ ┊ ☆*.. CÓMO ESTÁS?
    ┊ ┊ ┊ ┊★*㋡
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊☆*... PASÉ POR AQUÍ
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊★*㋡
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ☆*... PARA DESEARTE
    ┊ ┊ ┊ ┊ ★*㋡
    ┊ ┊ ┊ ☆*... UN FELIZ DIA!
    ┊ ┊ ★*㋡
    ┊ ☆*... SALUDOS Y ABRAZOS!
    ★MaRiBeL★

    ResponderEliminar
  36. Claro que dejaría de correr, dejaría en caridad mis pertenencias, compraría dos bikinis y una pamela preciosa y me iría a vivir a Cabo Verde hasta que la piel se me quedara arrugada y solo pudiera decir con añoranza "ayy mi patria, que a veces la extraño"
    Un besito Eva!

    ResponderEliminar
  37. correr es adictivo para el ser humano. Corriendo cree que tiene el tiempo ocupado y que es una persona importante. Dejar de correr es como dejar de fumar, simplemente hay que hacerlo y ya, bancarse la que se venga, ir despacio suena aburrido para muchos. Adios querida

    ResponderEliminar
  38. Soñar no cuesta nada !!
    Correr, (y no en maratones), lamentablemente es un signo de éstos tiempos.
    Si hasta parece que los días se hubieran acortado y que no tienen 24 horas. Ya no alcanza el tiempo para nada.
    Cómo me gustaba el correcaminos cuando era niño !!!, uno de mis preferidos.
    Besos Eva!!, y buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  39. Amén Eva, cuanta razón tienes. Ahora, seguro que nos paramos y estaríamos perdidísimos!:)

    Yo también quiero que me toque una primi pero para eso hay que jugar ¿verdad?....jeje :D

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  40. Si yo fuera rica....¡¡cuántas cosas haría!!. Mejor no lo pienso.

    Un besito

    ResponderEliminar
  41. Espectacular Eva!! Siempre todas deseamos dejar de correr... Un beso!

    ResponderEliminar
  42. No sé yo si estaría más sosegada o menos...habría que poerse en situación, no?
    Besos :D

    ResponderEliminar
  43. Tal cual Eva! Al final,escribimos ambas acerca de las mismas cosas...la vida que no te deja parar,la rutina,los sueños que perseguimos..en fin..que me encanta leerte! te agradezco tu comentario en mi blog,y no..por suerte,no es mi caso,o por lo menos tannnnnnnnnnn desgarrador.Se sigue adelante intentando que cuando pasan esas cosas,uno tenga el impulso del cambio!

    ResponderEliminar
  44. Mi hermosa Eva me has descrito como soy... voy de carreras diarias, subo, bajo, entro y salgo y es algoa lo que ya estoy acostumbrada....como dicen siempre...ya descansaré cuando muera...a que si? jajajaj besos preciosa ^^

    ResponderEliminar
  45. Los ricos tambien corren Eva jeje, yo les veo a diario, no saben disfrutar de su galardon...
    Besos Eva!!

    ResponderEliminar
  46. Yo por dejar de correr...¡¡pago!!

    Besos

    ResponderEliminar
  47. Dejar de correr daría un respiro tan necesario y se disfrutaría la vida. ¡Genial texto! Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. Y los sueños, suenos son. Mientras toca la lotería hay que seguir en esta prisa llamada vida.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  49. Esta es una sociedad disparatada: corremos para no llegar nunca a ninguna parte.
    Mas: corremos sin tener porque.
    Y, lo peor: corremos para encontrarnos con alguien que nunca nos espera.

    Algun dia aprenderemos a trabajar y pensar de manera comun, aprenderemos a relacionarnos entre nosotros, aprenderemos a respetar la vida en su conjunto y formaremos parte de el... pero, por ahora, somos esclavos del reloj, prisioneros de promesas y planteamientos que jamas cumpliremos o alcanzaremos y, aun asi, continuamos sin ejercer de humanos para emular a las moscas, aquellas desdichadas que, de continuo, buscan su libertad a cabezazo limpio contra el cristal, enloquecidas, descalabradas, buscando su propia esencia, la libertad, sin darse un respiro y sin darse cuenta de que, esa, no es la salida.

    Pero, sigamos actuando como un hamster en su rueda: giremos sin parar, sin darnos un respiro, vaya a ser que nos alcance la consciencia y nos demos de bruces con la espantosa realidad de nuestras filosofias, comportamientos y actitudes diarias.

    Muy interesnate. Como siempre. Y muy bien escrito y descrito. Tambien, como siempre.

    Bss, compañera.

    sarva mangalam
    Namasté.

    ResponderEliminar
  50. A todos nos toca esa rutina del dia a dia , es un circulo del que no salimos, algunas veces logramos romper esa rutina, pero es mas el corre corre, que el disfrute de la vida..

    Y estoy en la cola de ganarme ese kini jajajaja..

    besosss

    ResponderEliminar
  51. Vamos de un lado para otro pareciera como si viviéramos estresados y es que la sociedad en la que vivimos nos marca las pautas del reloj, mejor sería dejarlo aparcado por unos minutos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  52. Afortunadamente ese tiempo ya paso para mi. Ahora saboreo el paso del tiempo, la lentitud de las horas y ni siquiera echo loterías no vaya a ser que me toquen y me entren las prisas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  53. Hmmm por suerte hoy no me identifico con tu personaje. Aprendí a ganarle la partida al reloj... y camino por la vida a mi ritmo. Yo soy la dueña de las riendas... y la vida a paso lento... es mucho más mía.
    Saludines... con mucha calma. ;)

    ResponderEliminar
  54. Son épocas de la vida.
    Luego vendrán otras más descansadas.
    Al final aprendemos a disfrutar de la sencillez, de la tranquilidad y de la paz.
    Pero es cierto que hasta que eso llega se viven años como los que describes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  55. Hola Eva!!!
    Había olvidado lo que era ser correcaminos y tu entrada me lo ha refrescado.
    Hay etapas muy largas en las que nos sentimos así, pero te aseguro que luego te pasas al lado contrario; no habrá nadie que te haga correr, llegando incluso a desesperar a la gente con tu pachorra.
    Me ha encantado entrar aquí.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  56. Ahora quiero ganarme el quini. Que fácil seria...

    ResponderEliminar
  57. mentira, seguirías corriendo, de los ladrones, de los secuestradores, de tus parientes cercanos que al enterarse de que tienes dinero, vienen con cara de pobres apedirte un prestamito que sabes muy bien que nunca te pagarán, y además como por arte de magia, llegan a visitarte miles de familiares que nunca conociste y que una vez los viste pero ni te pelaron por ser simplemente pobre, pero que por coincidencias de la vida, hoy que tienes algo de dinero que acuerdan de ti y es justamente para platicarte de un negocio nuevo y que quieren que seas socio... según como lo veo yo, que soy cien por ciento negativo, sacarte la lotería, no te ayuda en nada a vivir una vida más tranquila, no señor, te llena de problemas que cuando eras pobre, nunca se te ocurrió que te sucederían :)

    ResponderEliminar
  58. Ay Eva ¡casi se me escapa esta entrada! Menos mal que me has dejado un comentario en el blog :)
    Las prisas.... esas horribles compañeras que nos impiden disfrutar de prácticamente todo. Créeme, yo también pararía, si es que con este ritmo no se puede..
    Besos.

    ResponderEliminar
  59. Son etapas... Igualmente ganarse la lotería no resuelve todos los problemas, pero ayudaría bastante no?
    Besos Eva

    ResponderEliminar
  60. Hola Eva, ni que no te lo creas, no me acuerdo desde que no me pongo un reloj. Y no juego a la lotería nunca me toca.
    Besos.

    ResponderEliminar
  61. Uf, tu texto me dio vértigo, necesito sentarme para descansar...
    Por cierto, no sabía que Tanzania fuese una república, soy un burro.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  62. Buenos días Eva! Parece que la mayoría tenemos la vida que has plasmado al milímetro. Nosotros corremos a velocidad vértigo y la vida lo hace aún más de prisa, debieron poner más horas en el reloj o mejor es hora de que nos relajemos y disfrutemos un poco más ¡Ay recuerdo cuando miraba las horas que pasaban muertas! Besitos guapa y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  63. Correr si mirar atrás!
    Estupendo texto
    Abrazos, Eva

    ResponderEliminar
  64. Por un lado, gracias por recordarme al "Correcaminos" y al "Coyote". Me molaban esos dibujos animados, jajaaja. ¡Hace tanto tiempo que no los veo!
    Y creo que a todos nos pasa más o menos igual, con el ritmo de vida que llevamos. Anda que no nos gustaría a todos ni "na", que nos tocase una "primi"...

    ResponderEliminar
  65. No me he puesto a pensar qué haría.
    Pues mira, tal vez me acercaba también a esa costa de África, tiene lugares magníficos.
    :D :D :D

    ResponderEliminar
  66. Yo creo que ganas la primitiva le daría mucho miedo, porque no tendría más excusas para evitar dejar de correr.

    ResponderEliminar
  67. Y si que tienes razón Eva, que manera de correr, por Diossssssss.

    Abrazos y linda semana por comenzar


    P.D: Si me gano la Lotto me voy de misionera independiente, para seguir corriendo

    ResponderEliminar
  68. Eva he eliminado mi anterior dirección, te dejo la nueva,

    http://elviajeinacabadodeohma.blogspot.com.es/

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  69. Una vez le preguntaron a Sabina si le gustaba descansar y él respondió que habrá una eternidad para eso.Claro entre apachorrarse y ser el correcamino hay una distancia enorme, ni muy,muy ni tan tan.Tal vez si nos detenemos a ver en lugar de mirar,si podemos escuchar en lugar de oir,si nuestro corazón acompaña,lentamente, por ahí descubrimos que tambien tenemos derecho a contemplar un pájaro en vuelo.Y olvidarnos de la lavandería,del súper,de la cena... Todas las posibilidades están dentro nuestro,uno elige.
    Un abrazo,Amapola

    ResponderEliminar