Señorita Hulk

1 del mediodía. No deberías estar tan tranquila tomando mate y rascándole la panza a Ernesto con todo lo que te falta por hacer. «Tengo tiempo de sobra», piensas. «Te voy a extrañar», le dices a tu gatito mientras él ronronea despatarrado.
7 de la tarde. Un poco alterada sí que estás, no vas a mentir, dado que en media hora como mucho tienes que estar saliendo y todavía no has cerrado la valija/maleta, con lo cual todavía no la has pesado, por lo que no sabes si llevas los 23 kg permitidos o muchos más (que es lo más probable), y en caso de que pese más tendrás que rehacer la maleta.
8 de la noche. Ya no estás alterada, lo que estás es palpitada, o lo que es lo mismo: tienes un ritmo cardíaco mucho más alto que el que te recomendó el cardiólogo. Cuando conseguiste meter todo y cerrar la valija, sentándote sobre ella, al pesarla se excedía en 4 kg. Por 1 kilo puede que no te digan nada, pero 4 ya son un sobrepeso considerable y te lo van a hacer pagar. Cada kilo de más cuesta 60 euros; no necesitas que una calculadora te asista para saber qué suma no estás dispuesta a abonar.
Casi 8 y media. Has sacado cosas de cualquier modo de tu valija, sin pensar, prefieres que te falte ropa o calzado y no perder un vuelo transatlántico que has comprado hace meses. Riegas las plantas, buscas el pasaporte, te despides rápido de Ernesto, te pones el abrigo, la mochila de mano, cuelgas de uno de tus hombros a tu cámara de fotos, agarras la valija/maleta y sales.
9 y 43 de la noche. Llegas al aeropuerto de Madrid, a la terminal 4. Te pones en la cola para hacer el check-in. La cola es laaaaaarga, laaaaaaaaaarguíííííísiiiiiiiiiima; por algo las compañías aéreas para estos vuelos piden que llegues tres horas antes. Maldices por no haber llegado más temprano. «Es la última vez que me pasa», te prometes, pero sabes que te mientes.
22 horas y 57 minutos. Llega tu turno. La azafata que te atiende te da las buenas noches, te pide el pasaporte, lo mira y sin levantar los ojos del mismo y como si nada te dice: «hay overbooking». Escuchaste esa palabra infinidad de veces, incluso conoces su significado en español: sobreventa; pero te das cuenta de que no sabes realmente qué te está queriendo decir la azafata con ella. «¿Qué significa?», le preguntas mientras notas que tu boca se seca. «Significa que hay más pasajeros que asientos disponibles», te dice muy seria. Hace dos años que no visitas Buenos Aires, compraste ese vuelo con mucha ilusión hace cuatro meses y no quieres ni puedes comprender que el asiento que te esperaba ya no esté esperándote. «No va a poder volar hoy doña Letzy», te dice la azafata, así, sin más. Entonces sientes el despertar de la señorita Hulk que vive en tu interior. Tu furia aumenta al pensar que tus amigos y familiares estarán esperándote y no te encontrarán en el aeropuerto de Ezeiza a la hora convenida, aumenta al pensar que tienes derecho a volar esa noche, aumenta al pensar que tú no tienes la culpa de que ellos hayan vendido más asientos de los que tenían. Y mientras aumenta tu furia, aumenta tu fuerza. Falta muy poco para que te pongas verde y lo sabes. «La compañía lo siente mucho doña Letzy, el primer vuelo que le puedo ofrecer es mañana a las doce del mediodía». Tus fuerzas alcanzan grados insospechados. «¡Yo no quiero volar mañana!, quiero volar hoy a las doce de la noche como figura en mi ticket», le dices haciendo acopio de toda tu fuerza de voluntad para no convertir en papel picado las tarjetas que sobre el mostrador la guapa azafata tiene. «No va a poder ser», te dice y tu piel pasa del crema al verde clarito, al verde amarillento, al verde amarronado. «¡Quiero hablar con su superior!», gritas. Verde agua, verde manzana, verde country, verde clorofila.
11 de la noche y 24 minutos. Viene la jefa. «Lo sentimos doña Letzy, es que se han presentado todos los pasajeros y no queda ni un solo sitio libre». Verde oliva, verde lima, verde veronés, verde jungla. «¡Quiero volar hoy!», dices en un elevado tono de voz; y tu furia in crescendo, y tu fuerza in aumento, y tu piel verde esmeralda, verde jade, verde musgo, verde pistacho. «Al tratarse de un caso de overbooking la compañía le provee el alojamiento para esta noche y le paga una indemnización». Tú, que eres argentina y desconfiada, lo primero que piensas es que te están mintiendo, lo único que quieren es que no les montes un escándalo. Verde menta, verde inglés, verde kiwi, verde acelga.
23:34. No puedes creer lo que te acaban de decir, tienes miedo de que te lo repitan y que no sea verdad. «¿Me escuchó doña Letzy?», te pregunta la jefa. «¿Le hago el vale para que vaya a cobrar entonces? Si quiere puede despachar la maleta ahora así no la tiene que llevar al hotel y mañana la enviamos en su vuelo». Ni una palabra sale de tu boca, con la cabeza asientes. El verdor se fue de tu rostro, no more furia. Una tímida alegría empieza a pasearse por tus venas. «Ponga la maleta en la balanza por favor». Ves en letras rojas aparecer 24,5 kg en la pantallita. «No pasa nada», te dice la jefa como si hubiera leído tu preocupación por tener que pagar ese kilo y medio de más. «Esta es la tarjeta de embarque para el vuelo de mañana, con ella va directamente al control de seguridad, atrás le pego el comprobante de su maleta. Aquí está el recibo que tiene que presentar en la caja. Este papel es para el hotel y estos dos son los vales de comida, uno para la cena y otro para el desayuno. La furgoneta que la lleva al hotel pasa por la puerta, y mañana la trae desde el hotel hasta aquí otra vez».
Alrededor de las 12 de la noche. Todavía sin creerlo te presentas en la caja, sitio que se encuentra muy cercano al mostrador del check-in. Extiendes el recibo que te dieron, te piden que firmes. «100, 200, 300, 400, 500 y 600», cuenta en voz alta el empleado y te da seis billetes que huelen a nuevo, todos de un verde tan intenso como lo fue tu piel hace un rato, de la cual ya ni te acuerdas. Guardas el dinero, sales a la puerta y al poco tiempo llega la furgoneta. En tan solo cinco minutos te deja en la entrada de un hotel cinco estrellas. Mientras esperas que te atiendan tienes miedo de que alguien te despierte y todo haya sido un sueño. Con 600 euros en mano por tener que esperar doce horas en un hotel de lujo para nada te importa no llegar en el horario previsto a tu Buenos Aires querido. «Habitación 404, cuarta planta», te dice el recepcionista luego de tomarte los datos.
00 horas, 13 minutos, 40 segundos. Entras en la habitación. Más que una noche te gustaría quedarte a vivir en ella, es espectacular, se nota que no estás acostumbrada a alojarte en hoteles de esa clase porque todo te sorprende. En Buenos Aires son cuatro horas menos, o sea que son las siete y pico. Tu madre estará en su casa, así que la llamas para contarle lo sucedido y decirle que en vez de llegar al aeropuerto a las nueve de la mañana, llegarás a las nueve de la noche.
12 y 26 post merídiem. Entras en el comedor del hotel. Le entregas el vale al camarero quien te explica que es buffet autoservicio y te pregunta qué quieres beber. «Una copa de vino tinto y agua por favor», le dices con una amplia sonrisa. Nunca viste un buffet tan completo, son tres mesas enormes llenas de panes blancos, integrales, con semillas, cuadrados, redondos, alargados; pastas rellenas y sin rellenar; olivas de todos los colores y tamaños; verduras para ensaladas cortadas en las más diversas formas; huevos revueltos, fritos, duros; quesos con y sin agujeros, en lonchas, en taquitos, blancos, amarillos, cremosos; pescados fritos, hervidos, a la plancha; platos internacionales y típicos nacionales; tortillas francesas, de patatas, de verduras; carnes rellenas, asadas, en salsa; flanes de chocolate, de caramelo, de huevo; helados, natillas, macedonia; frutas frescas, secas y caramelizadas.
00:29 horas. Junto a tu feliz estómago subes a tu habitación. Te lavas los dientes, buscas en tu mochila de mano el libro de Hermann Hesse que estás leyendo, acomodas los almohadones y te metes en la mullida cama. «Me gusta el overbooking», le comentas a la señorita Hulk que habita en tu interior. «Y a mí», te dice ella, «creo que deberíamos llegar siempre tarde al aeropuerto».

80 comentarios:

  1. No hay mal que por bien no venga... :D
    Que pases unas felices Navidades en Argentina, Eva.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jajaja después de todo no es tan malo. Yo hubiera preferido volar igual. Bienvenida a Bs As!!!! (Cuidado cuando llueve porque se inunda todo)

    ResponderEliminar
  3. Ohhhh, qué final tan espléndido Señorita Hulk, me encantan los días que acaban de forma inesperada! es genial!
    Disfruta cada minuto, recárgate de energía y de los tuyos, trae muchas historias de príncipes que no existen y que tengas unas felices vacaciones!
    Besitos bombón!

    ResponderEliminar
  4. 1) No sabía que existieran tantas tonalidades de verde!

    2) Relájate y goza. Pensá que acá en Bs As no te hubieran atendido así, ni te hubieran pedido disculpas siquiera.

    3) Tenés más para contar en el blog :)

    4) Que pases unas lindas fiestas por aquí, traé paraguas!

    Beso

    ResponderEliminar
  5. geniaaaaal Eva, acá te dan las gracias por tu compra, lo sentimos mucho-
    ajajajajaa yo hubiese pensado lo mismo
    qué bien , todo pasa por algo ! el universo se comoporta de maneras extrañas(?) era así? ajajaj
    Bienvenida a tu buenos aires querido!!!!!!!!!!
    abrazoooos

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuantos tonos de verde! Ja,ja,ja.
    Está claro que no hay mal que por bien no venga.
    Besos, Eva.

    ResponderEliminar
  7. jajajajajajajja Eva..... parece mentira pero es tal cual lo describes, te dan ganas de llegar tarde siempreeee!!!!
    Creo que en diferentes tipos de verdes me pongo yo también cuando las cosas no me salen como las organizo ufffff..
    Besos preciosa un relato lleno de alegría y risas muá ^^

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado muchísimo desde todos los matices del verde hasta cuando entras en la habitación del hotel , me ha recordado el tango aquel CON ESOS LUJOS "YA NO SOS MI Margatita ahora te llamas Margot" ¡Que pena que no te hubiesen puesto un camisón de seda!.
    ¡Muy hermoso Eva!
    ¡Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a poner el tango ya!!!!
      Gracias André, es verdad, el camisón de seda para la ocasión me habría venido genial (si no fuera porque amo los pijamas de algodón, estos súper comunes).
      Besos, feliz navidad para ti también.

      Eliminar
  9. La próxima vez rezaré para que me toque overbooking. ¿De dónde has sacado tantos tonos de verde? Ha sido genial. Y el cabreo y la impotencia pero mira 600 euros y noche de lujo, tampoco está mal. Feliz viaje.
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, los tonos de verdes me los fui inventando algunos, iba pensando en cosas verdes (como el kiwi, la acelga y otros)...
      Viéndolo así el overbooking no está mal. Obvio que si tienes que estar sí o sí en alguna ciudad a una hora te destroza, pero a mí la verdad que 12 horas más 12 menos me da un poco igual cada vez que viajo a Buenos Aires, como voy a mi casa...
      Besito, y te deseo que te toque, jajaja!!!

      Eliminar
  10. Muy bien contado; ahora, ¿fue realmente así?. Porque si así ha sido me parece algo "del otro mundo" y es obvio que se ha tratado de una empresa seria.
    ¿Ya estás en Buenos Aires?
    Un beso grande, estimada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual como lo cuento, es que te indemnizan por ley, no es que ellos eligen pagarte o te pagan de majos que son no más, hablo de overbooking, no sé en caso de huelgas u otras cosas.
      Esto fue por Iberia. Me sucedió el año pasado cuando iba para allá.
      Besito James, grande grande

      Eliminar
  11. ¿En serio es autobiográfico? Todo salió tan bien que lo dudaba. No sé por qué me identifiqué con la protagonista y cuando la jefa le dio todas las facilidades del mundo pensé en este meme-face: http://i2.kym-cdn.com/photos/images/newsfeed/000/380/373/03a.jpg jajajaja. ¡Así yo también quiero que haya overbookings!

    [ Disculpa mi ausencia estas semanas, ha habido algún contratiempo pero espero estar a tope de nuevo. :-) ]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía de ningún contratiempo, pasé por tu blog pero no vi nada que lo indicara, espero todo esté bien...
      Ahora miro lo que me pusiste.
      Jajjaa!! Ni te digo yo lo poco que podía creer que me pasara todo eso, además ni te digo lo desconfiada que soy para esas cosas.
      Beso

      Eliminar
  12. ¡Qué caña, nena! Me harto de reír con tu historia, y que encima te dieran 600 euros... ¡yo quiero muchos overbooking, así ¿quién no?! Me encantaría probar un hotel súper lujoso así, y ese buffet, que me ha abierto el apetito aunque no sea hora de comer... Tuvo que ser genial, después de tantísimos verdes, ¿de qué delicioso color rosadito te pondrías?
    ¡Felices fiestas, guapísima, y que siga esa suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!!! Por muchos overbookings así brindo!!!
      Rosita, rosita me puse. Además soy muy flaca, pero de las flacas que comen a morir, así que para mí siempre todo lo relacionado con comida es una alegría...
      Felices fiestas para ti también!
      Otro beso

      Eliminar
  13. Joe, 600 euros...
    A nosotros nos paso del vuelo NYC a Dublín. Nos dijeron que los unicos asientos libres eran los de la salida de emergencia y que si los queríamos teníamos que pagar recargo...Whattt???
    Dijimos que no ibamos a pagar nada. Nos dijeron que tendriamos que esperar a que entraran todos los pasajeros y que ya verían.
    Al final volamos y en asientos donde pude estirar las piernas...Aunque por 600 dólares y un hotel me hubiera quedado una noche mas en NYC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pero por lo menos volaste más cómoda de lo que lo habrías hecho en otros asientos... Obvio que es mejor el dinero...
      Besito

      Eliminar
  14. se dice que los tropiezos son para hacernos entender que el mundo dira en torno a nosotros, y que el destino nos tiene preparado algo singular justo para esa ocasión, lamentablemente en ese momento nadie nos lo cuenta, ni nos lo explica, llevándonos por todos los verdes del cosmos multicolor hasta hacernos estallar con el higado reventado de tanta bilis, pero cuando todo ya ha pasado, nos damos cuenta que era simplemente necesario, que merecíamos ese tropiezo, y es justamente lo que he aprendido con el pasar del tiempo, el destino me ha mostrado que debo simplemente mirar el mundo, no luchar contra él si no puedo, soy demasiado pequeño para creerme un dios omnipotente que todo lo puede con simplemente desearlo, es por eso que desde que lo entendí, observo mis tropiezos con muchas ganas de aprender, meditarlo mejor, no reventar antes de tiempo, dejar que siga su curso y observar detenídamente lo que está por suceder, que quizás algo bueno suceda de todo esto, y al final me doy cuenta que es verdad, porque estamos tan apurados viviendo nuestra pequeña vida que olvidamos tomarnos un tiempo para respirar, que justamente en ese segundo de respiro nuestra vida podría cambiar, pero si no lo damos, nunca nos daríamos cuenta, y creo que es justamente el destino lo que nos pone en el camino que deberíamos estar transitando..... excelente entrada como siempre, tan dinámica como divertida, un beso gigante y sonoro!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también siempre pienso que todo, todo, tanto lo bueno como lo malo también, es por algo. Muchas veces me pasó eso de que algo que me pareció malo en su momento luego sea una enseñanza, o algo que me sirvió en la vida.
      Besito Luis, gracias por tu comentario tan elaborado como siempre...

      Eliminar
  15. ummmm, vamos a ver Srta. Letzy, según lo cuenta, en vez de planificar unas vacaciones mejor planificar una ruta de "overbookings", vaaaya tela. Pues casi es mejor llegar tarde a posta y que te suelten la pasta y rumbito al Hotel *****, total, al día siguiente vuelas igual.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, señorita Eva Hulk.

    Seguro que ya en el hotel y con el dinerito en el bolsillo iría recuperando su tono habitual de piel.
    Feliz viaje y felices fiestas Eva!

    ResponderEliminar
  17. ¿Esto no ha sido un sueño? Me extraña tanto que las cosas funcionen así de bien...

    ResponderEliminar


  18. Es que los refranes no fallan: "No hay mal que por bien no venga"

    Muchas molestias, muchas horas de espera en la cola, muchos sofocones, ya no llegas a la hora que te esperaban....pero una noche de hotel que no te esperabas, dinerito contante, cena gratis.... ¡¡¡ah!!! De vez encuando qué bien viene.

    FELIZ VIAJE Y FELICES FIESTAS

    DISFRUTA DE TU FAMILIA.

    ResponderEliminar
  19. jajajajaj, por un momento temí que el verde kiwi acabase explotando y llenando todo el aeropuerto.
    Pues mira tú qué guay.
    A mi nunca me ha pasado eso pero pinta bien, la verdad.
    Besos navideños

    ResponderEliminar
  20. jajajaja Menos mal que la cosa salió bien!

    Espero que lo pases genial, bueno mas bien estoy seguro de que será así!

    ¡FELICES FIESTAS!

    Besos y salud

    ResponderEliminar
  21. Ya he leído que es verídico, me alegro, has tenido suerte. Ya debes estar en Buenos Aires, disfruta de la familia, pásatelo bien, ten unas Felices Fiestas y llega tarde a Ministro Pistarini. Abrazos para que duren

    ResponderEliminar
  22. Lástima que no estuviera el pobre príncipe para echarle la culpa. :D
    Felices Fiestas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Jolin así da gusto que pase el overbooking,:)
    Disfruta con tu familia, Eva.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  24. De algún modo, yo soy tu familia. Bienvenida a casa.

    ResponderEliminar
  25. uy siempre me haces sonreir te mando un beso y feliz navidad

    ResponderEliminar
  26. Jajajaj Eva siempre muero de risa con tus posts!! Qué suerte que tenés, a mi nunca me dieron ningún beneficio por no hacerme volar en el horario que me correspondía... y siempre me toca en otro horario. Siempre. Lo detesto!
    Un saludo para vos y para tu Hulk interior!!

    ResponderEliminar
  27. Jaja
    Al final mereció la pena llegar tarde..
    Un beso y Felices fiestas Eva.

    ResponderEliminar
  28. Después de leer tu entrada, ¡mi gama de verdes aumentó el triple! Todo termina siendo tan maravilloso que cuesta creerlo.

    Yo siempre he sido de equipaje ligero, y a veces hasta da vergüenza ver al resto que no puede con el peso y yo feliz como lombriz... Aunque de vuelta ya es otra historia.

    Que tengas felices fiestas. (;

    ResponderEliminar
  29. Sí señora, eso es tomarse la vida con la filosofía adecuada, que es una putada el oberbukin ese de los huevos, cierto, pero la habitación y el buffet, sin compensar, tienen sus cosas aprovechables.

    Probablemente podrías haberte quedado en el aeropuerto protestando y durmiendo encima de la maleta, pero mucho menos sugerente es la idea sin duda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. :)

    Que buenoooooooooo!!!!!!

    Mejor imposible.

    Que pases unas felices fiestas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Bueno es una buena forma de apaciguar el otro yo furioso que se nos escapa de vez en cuando, y es que un Hulk en un hotel de cinco estrellas pierde hasta el color...

    ResponderEliminar
  32. Vaya cuantas cosas te pasaron, menos mal que te ha pasado como en los cuentos, tuviste un final feliz.
    Nunca me ha pasado tener Overbooking, quizá porque no he realizado viajes de largo recorrido......
    Pero si alguna vez me pasará, desde luego querria que me sucediera como a ti, con esos lujos, nos apuntamos casi todos....jajaja.
    Por cierto, he descubierto tú magnifico blog y me quedo por aquí, te invito a pasar por mi rinconcito.

    ¡¡ FELICES FIESTAS !!
    Disfruta con la familia, pasa unas buenas vacaciones y nos leemos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  33. Eva!, saliste ganando al menos les sacaste algo a los transfugas vende tickets de más.

    Felices fiestas, un 2013 lleno de buenos deseos para vos y tu seres queridos.

    Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  34. No estuvo mal. Por lo menos, te viste recompensada.

    ¡¡FELIZ NAVIDAD!!.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  35. Tienes razón, Eva, a mi siempre me ha resultado sorprendentemente grato esas variaciones en los vuelos. Intrigantes, emocionantes y a veces, incluso, benefactoras de alguna noche perdida sin recordad como ni con quien leíste ese libro que te encanta y que nunca lo hiciste por miedo a que te metieran en él.

    ResponderEliminar
  36. JAJAJAJA... SI ESE ES EL PREMIO POR LLEGAR TARDE, MEJOR SER IMPUNTUAL.
    UN BESAZO EVA!!!

    ResponderEliminar
  37. Que relato más disfrutable, jajaja! Gracias por compartirlo... De cuando las líneas aéreas se portaban tan bien así, con su clientela.
    Fuerte abrazo, y si no nos vemos antes, que pases unos días estupendos, con la mejor compañía, con demasiado amor, salud y vida y que el 2013 sea el mejor año para ti y de allí en adelante la mejor época de tu vida. Aunque repita mucho "mejor", no puedo eliminarlo, porque así deseo que te suceda, ok? jajaja. Besos.
    gracias por tu amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Sara, lo mismo y más te deseo yo también.
      Un beso grande, te visitaré igual antes de las fiestas.

      Eliminar
  38. Que maravilla de tonos verdosos in crescendo y de relato que nos hace sulfurarnos contigo mientras te vamos leyendo para caer rendidos en ese hotel. Dicen que bien esta lo que bien acaba, así que a disfrutarlo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  39. Niña linda, donde dice "Video" en la parte superior es donde puedes verlo....

    ResponderEliminar
  40. Por si me pasa... recordaré tu post y sonreiré a quien me diga esa palabra mágica ;))

    Felices fiestas

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  41. Esta vez te salió bien. Hay veces que el overbooking es tres mil veces peor y no te alojan en esos hoteles porque te toca esperar un montón de horas en el aeropuerto. Suerte que tuviste la noche por medio, si no creo que esta entrada sería "cómo emanó Hulk de dentro de mí" jajaja.

    Besazo y pásalo genial en Bs. Aires!

    ResponderEliminar
  42. jajajajaja Me encantó. Solo he vivido esa experiencia una vez. Fue genial tambien. En San Francisco. CA. y también dormí como una bendita jajajjaja
    ¡¡¡Felices vacaciones!!!! Feliz Navidad
    Que conste que estoy verde esmeralda de envidia por el calorcito que estas pasando, que lo sepas.
    Besazo dobleeee

    ResponderEliminar
  43. Definitivamente el Plan B resulta infinitamente mejor que el Plan A. Y es que el truco está en ser capaz de improvisar (yo me habría puesto frenética, todo hay que decirlo) Gracias, Eva, ha estado GENIAL. Feliz Navidad, un beso

    ResponderEliminar
  44. Creo que tuviste suerte por esta vez, no insistas en jugar con la suerte de la diosa fortuna del overbooking porque a veces tiene muy mal carácter.

    Disfruta en Buenos Aires y envidia de clima, aquí toca frío.

    Un cariñoso abrazo navideño :)

    ResponderEliminar
  45. Me pasó una vez hace tiempo, todo igual, menos lo de los 600 euros. Sí, habrá que legar tarde.
    Que pases un tiempo muy feliz, muchos besos

    ResponderEliminar
  46. Me pasé para desearte Feliz Navidad, un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  47. Mierda !!, hubiera jurado que en el primer mundo eso no pasaba :P
    Me pasó una sola vez volviendo de Bariloche, y nunca voy a olvidarme todo lo que comimos y tomamos en aquel hotel cinco estrellas.
    Por suerte no tenía que volver a trabajar, así que de vez en cuando un "overbooking" no viene nada mal. No es cierto Srta. Letzy ??
    Besos y feliz navidad para ti !!

    ResponderEliminar
  48. No está nada mal eso del overbooking. Muy bien relatada la historia, me he reído con todos los tonos de verde que vas adquiriendo.
    Un saludo y a pasarlo bienª

    ResponderEliminar
  49. Srta. Hulk que tenga Ud. una Feliz Navidad!!!!! :*

    ResponderEliminar
  50. Bendito sea Dios, hubo un verde final feliz!!

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  51. Hola Eva! Madre mía cuantos verdes existen y yo sin saber sus nombres! Que momento overbooking! y cuantos euros! Y que hotel! Y que Buffet! Jolines! Jaja. Para irte a Buenos Aires todas las tardes chica, en vez de cada 2 años!
    Salu2 preciosa y felices fiestas de todo corazón! Te deseo lo mejor para estos días y el próximo año.
    Sonia.
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  52. Mañana mismo me cojo un vuelo con overbooking. Cómo me devuelvan a mi casa, no saco a la señorita Hulk, saco al mismísimo Señor Hulk.
    Muy bueno, Eva. Descubriste que hay otros mundos, pero son más caros, una pasada!!!
    Un abrazo, y feliz navidad.

    ResponderEliminar
  53. ¡¡Jopé!!...Me da que lo pones de tal manera que "Overbooking a mi"...jaja.
    ¡¡Feliz Navidad!!
    B7s

    ResponderEliminar
  54. ¡Jajajaja! Como siempre, miles de sonrisas me has sacado. Pero no puedo dejar de pensar «¿y si le espera otro overbookink al día siguiente?». ¡Juas!
    Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría genial. Pero no, por eso ya te dan la tarjeta de embarque, ya aseguran que al día siguiente volás, además tampoco vas a llegar 3 días más tarde, ahí a lo mejor ya no te compensa...
      Saludos para vos, felices fiestas!!!

      Eliminar
  55. Jajjajajaja, pues planifica siempre llegar tarde...

    Que pases unos dias geniales junto a tus seres queridos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  56. jajajja buenisimo, viva el overbooking!! que rápido se tranquilizó la señorita Hulk, despues de tantos tonos de verde!! y ese buffet.....uffff...............jajaja

    Un besazo Eva, y muy felices fiestas!!! :)

    ResponderEliminar
  57. Como te dije, finalmente he optado por eliminar mi anterior blog inclusive mi cuenta :) esta es la nueva (aunque lleve el mismo nombre xD) estoy en proceso de solucionar la imagen de este nuevo blog..en cuanto termine me paso a leer tu entrada! besitos!

    ResponderEliminar
  58. Verde agua, verde manzana, verde country, verde clorofila.

    Ni sabia que existía tantas gamas de verdes AJAJAJAJAJAJAAJJAAJAJA ME PARTO, es que mira que no sé como eres, pero tengo una imagen diseñada de ti en mi cabeza trasnformándose en Hulk y ahora mismo tengo las lágrimas saltadas XDDDDD

    ¡Bueno bueno! al final no fue tan mal! por lo menos pudo dormir y pasar una buena noche! Tengo curiosidad..¿esta historia pasó de verdad? XD porque ha sido muy LOL

    ¡Feliz Navidad! ¡Espero que pases una felices fiestas, si lo que he leído por aqui es cierto, con tu familia y sino pues..con quien sea mientras las pases bien! :) y que traigan muchos regalitos ^^

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me pasó tal cual la cuento, aunque parezca increíble que te traten así y te den todo eso...
      Un beso enorme, y feliz año!!!

      Eliminar
  59. Eva, quiero desearte Feliz Navidad a ti y a tu familia, y todo lo mejor el 2013, que la vida te llene de Bendiciones, amor y paz, miles de abrazos, con todo cariño

    ResponderEliminar
  60. http://www.vatinam.net
    Have a nice and lovely blog dear, please visit me...

    ResponderEliminar
  61. A mí me acaba de pasar en un vuelo de Iberia a Barcelona, pero no sé cómo hicieron que dentro del avión de dieron cuenta de que habían vendido pasajes de más. Te aseguro que no bajaron a nadie, ahora, no me preguntes dónde los metieron, porque no sabría responderte.
    Un beso enorme y feliz 2013.
    HD

    ResponderEliminar
  62. Eva!!
    Jajaja
    Ay, madre!

    Te salió bien el cambio, eh?

    Disfrútalo campeona y pasa unas felices fiestas.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  63. Es cierto. La atención con el retardado o para quien no hay silla,en el hotel es de jeque árabe. Un abrazo. cralos

    ResponderEliminar
  64. jajajaja, un lujo como siempre.
    Eva, te dejo un fuerte abrazo y mis mejores deseos para el 2013 que prontito llega, gracias por todo lo compartido durante el año.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  65. Qué divertida eres para contar las cosas y eso es de agradecer.
    Si al final descansaste como dios manda se dio por bueno todo lo anterior.

    Un beso, guapa y a seguir con ese buen humor.

    ResponderEliminar
  66. Me ha encantado. Los que viajamos mucho... alguna vez hemos visto cosas semejantes asíq ue me he tenido que reir
    Besos

    ResponderEliminar
  67. Sra Letzy,una vez más viví tu over...,ví todos tus verdes,presencié tus broncas y me maravillé con el comedor 5 estrellas.Gracias por compartir con tus seguidores tu don para transmitir sutilezas,situaciones.sentimientos. Lujazo total tu escritura.
    Te deseo un próximo año cargado de humor,dinerillos,proyectos y buenos encuentros.
    TE QUIERO,HASTA PRONTO.
    Amapola

    ResponderEliminar
  68. Me encantó! Y me ha hecho reír mucho.

    ResponderEliminar