Bill Gates

Un día te levantas y tienes la fantástica idea de cambiar de compañía de ADSL. Maravillosa idea, tú sí que eres lista Letzy, si las buenas ideas eligen una reina en sus próximas elecciones, tú ganas seguro.
Entonces miras planes, encuentras justo lo que buscas, llamas y preguntas: «¿Me quedo sin Internet en algún momento?, ¿y sin teléfono?». «Noooooooooooo y nooooooooooo», a las dos preguntas te responde casi ofendida quien te atiende, «en ningún momento se quedará usted sin Internet doña Letzy». «Es que yo trabajo en casa, necesito estar ciento quince por ciento segura de que no me voy a quedar sin conexión», insistes. «Noooooooo, esté segura doña Letzy», insiste a su vez la amable señorita. «Estaré segura entonces», le dices y portas tu línea al nuevo operador.
Hete aquí que un buen día viene un técnico a tu casa y en dos minutos (por reloj) te dice: «Ya está». «Qué bien, qué eficiencia esta compañía, qué maravilla, viva la vida y viva el amor», piensas y te ríes de todos tus amigos que han tenido experiencias nefastas a la hora de cambiar de compañía. «Es que la señora Fortuna me ama, me adora, soy la luz de su camino», te dices.
Pues va a ser que no. A las dos horas de haber pasado el técnico por tu casa te quedas sin conexión, sin internet, sin línea, sin teléfono y con la bombacha puesta de casualidad. Llamas a atención al cliente; musiquita, musiquita. Y cuando por fin te atienden proceden con estas palabras: «Una semana, quince días más o menos tarda en darse el alta doña Letzy». Y aquí surge lo de siempre cuando te quieres explayar por teléfono: no te entienden. Intentas pronunciar la “ll”, la “y” y la “z” como los españoles cuando notas que quien te está escuchando no se está enterando de nada, pero no hay intento que valga. Y eso que no les hablas de “vos”, no utilizas palabras en lunfardo, ni conjugas los verbos como los conjugas dentro de tu casa. «Usted habrá entendido mal doña Letzy porque siempre se tarda varios días en hacer el papeleo y el cliente se queda sin conexión», te dice de mal modo quien sea que esté atendiéndote. «Pero vosotros me asegurasteis antes de contratar vuestros servicios que en ningún momento me quedaba sin...», te esfuerzas. Te pasan a otro departamento que no te resuelve nada. Cuelgas. Entonces se te ocurre la posibilidad de conectar en tu ordenador un módem USB que te enviaron junto con el router. Llamas a atención al cliente; musiquita, musiquita. Te dicen que para usarlo tienes que instalar unos drivers pero que no funcionan con Linux y ¡oh casualité!, tú tienes Linux. Cuelgas. Vas al manual de instrucciones, tú eres de las que siempre se lee entero el manual de instrucciones. Y allí descubres que el módem USB se puede conectar al router, con lo cual no necesitarías instalar nada de lo que no puedes instalar. Llamas a atención al cliente; musiquita, musiquita. Y como si nada te dicen que sí, que conectes el módem USB al router y ya está, ya tienes conexión de emergencia hasta que te den el alta. Cuelgas. «Qué bien, qué eficacia, qué fácil, viva la vida y viva el amor», piensas.
¡Craso error! Al módem USB hay que ponerle una tarjeta SIM. Se la pones y cuando lo vas a usar te pide un PIN. Pero donde venía la SIM no hay PIN a la vista. Llamas nuevamente a atención al cliente; musiquita, musiquita. «Tiene que llamar al 22155 doña Letzy, ahí le darán el PIN que necesita», te dicen. «¿Al 22155?», preguntas para corroborar pues eres desconfiada, y con los años cada vez más. «Sí, al 22155», te reiteran. Marcas el 22155: «El número que usted ha marcado no corresponde a ningún cliente». Otra vez marcas el número de atención al cliente, sabes que a estas alturas el color de tu rostro oscila entre el rosa asesino y el carmín violento; musiquita, musiquita. Y mientras esperas que te atiendan y algún maravilloso ser te dé el PIN, el PUK o lo que quiera darte te preguntas: «¿A Bill Gates le pasará esto mismo cuando cambia de operador de Internet?».

81 comentarios:

  1. Hola Eva, pensé que ya no vivías aquí, que habías dejado la Argentina. ¿O será que nuestras empresas están colonizando al "viejo continente"? La rapidez para la contratación y la lentitud extrema para la puesta en marcha, la músiquita, los números que no existen forman parte del folklore de las ¿empresas de servicio?. Pareciera ser un fenómeno mundial ¿o será sólo de la gente de habla hispana? ¿o solamente patrimonio latino?
    No hay mal que dure cien años.
    Qué sigan los éxitos, jajajajja
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todos lados es lo mismo querido James...

      Eliminar
  2. jajajaja me hiciste reir mucho Eva!
    A quien no lo dejaron colgado con la musiquita? En mi caso, la compañia Movistar se encarga de hacerme odiar canciones que antes me caían bien...


    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii!!! A mí me pasa lo mismo, temas que me encantan y termino odiándolos cuando me pasa alguna incidencia y tengo que llamar a alguna de estas compañías...
      Un beso

      Eliminar
  3. Se veía venir. La suerte de esas compañías es que no tienes un lugar físico al que ir a decirles cuatro cosas o prender fuego a la oficina. Bill no se molestará en cambiar de compañía, puede pagar lo que sea.
    Besos y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si una pudiera prenderles fuego todo a lo mejor se quedaría muy a gusto... Seguro...

      Eliminar
  4. bill portales no debería usar internet
    y lo que el piensa
    es que deberías joderte por usar linux
    je
    un beso chabona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, linux a morir!! Aguante linux! (yo estoy encantada, nada que ver con windows de los cojones)

      Eliminar
  5. Ay Eva, a las minas de atención al cliente les corre líquido refrigerante por las venas. Acá problema con el wi fi nunca tuve. Anda un cañito hace cinco años. Pero... siempre hay un pero... las empresas de celulares y telefónicas (ya pasé por varias y ahora no me cambio más porque son todas una porquería) son en realidad empresas de incomunicaciones, vaya paradoja. No te dan bola. Eso sí, pagá la factura puntualmente o te lo cortan en nanosegundos. Por caso hace dos meses mi perra se comió y mastico el cable que lleva el teléfono a mi dormitorio todavía los estoy esperando dispuesta a pagar con creces el servicio técnico y ni así. Ailaviusoumach, Telecom.
    ¡Besitos conectados, Eva!

    ResponderEliminar
  6. para que entendamos los argentinos que no es todo 'unicamente en este pais' el asuntito de los servicios que funcionan como el tujes, pasa en todas partes del mundo. la solucion? tomarse una garompa bajada con soda, porque ir a la sede de la empresa y romperle todo seguramente es peor. los muy forros saben que dependemos de ellos.

    abrazo eva!

    ResponderEliminar
  7. !!Hola,eva!!

    Hace poco me paso lo mismo,desespero e impotencia.Me he reído mucho con tu forma de contarlo jajaja,parecía q lo estaba viviendo.Muchos besitos,eva.

    ResponderEliminar
  8. Es una vergüenza, la verdad. Lo de las compañías de teléfono es un timo. Son como los hombres: prometer hasta meter... Me he sentido muy identificada con todo lo que cuentas.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ainssss quién te mandaría cambiar de Operador!! pero que coño! has hecho bien, si no... no nos habrías hecho pasar un rato tan agradable jajajaja musiquita musiquita. Espero que te funcione perfectamente la línea ya. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no me funciona el teléfono, por suerte tengo wi-fi, si no ya estaría al borde del abismo... En fin, lo bueno es que una lo escribe y se descarga...
      Beso Gumer

      Eliminar
  10. Jajajajajajajajajaja y seguirás diciendo Viva la vida y que viva el amor Eva, son tremendamente HORROROSOS, a mi no me ocurre pero le ocurre a mi pobereta bubu (mi mamá) y la llaman para cambiarle el tipo de pago y eso, la bubu dice, haré mi acción buena de este día y así de paso ahorramos, MENTIRAAAAA, ya ella lo ha comprobado, así que cada que la llaman le dice, disculpe, llame cuando esté la dueña de la casa yo solo soy la señora de la limpieza.... jajajaj y se queda oronda y feliz jaja..... como siempre mencanta venir a tu blog es super divertido y constantemente nos robas las risas....besos :*

    ResponderEliminar
  11. Hola Eva!! No conozco a nadie que le halla ido bien con el cambio!! A nadie!! A Bill Gates seguro que no le pasa...pero como no lo conozco...y no le pasan el resto de las cosas que nos pasan a los mortales...pues no me vale!!
    Hace poco una amiga entre las dos compañías la dejaron en el limbo y llego un día (entre los de espera) que estaba en territorio de nadie y en ese plis...le dieron su número a otro...eso ya fue la repera...
    ¿Por que te piensas tu que ponen MUSIQUITA, MUSIQUITA? Porqué amansa a las fieras...que es como estamos todos, cuando llamamos a estos lares que tienen...MUSIQUITA, MUSIQUITA!!
    Salu2 preciosa!! Y para la próxima...ni se te ocurra!! Jajaj.
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  12. Está muy divertido! Lo malo que tiene esta post es que hace revivir demasiado bien recuerdos que quieres olvidar... Felicidades!

    ResponderEliminar
  13. Oh! Pues creo que en mi casa no perdimos conexión cuando cambiamos de compañía, creo, puesto que como yo no trabajo desde casa no me enteré prácticamente, pero si no me equivoco vinieron a instalar el router y ala, ya eramos de la compañía...bueno espera...que acabo de recordar que mi abuela me vino llorando cabreada "Porqué me cortasteis el teléfono eh? qué pasa que ya no tengo ni derecho a llamar en mi casa?" resulta que sí nos quedamos sin línea unas horas y no sé cómo se enteraría ella si no llama nunca! Jajaja! Pero la conexión resulta que la perdemos más ahora que cuando nos cambiamos...va fatal...como si tuvieramos a todos los vecinos conectándose al wifi y bajándose porno. Esto de las compañías es una estafa en cuanto pueden te la meten doblada y hasta sin doblar!

    ResponderEliminar
  14. También pasa en el primer mundo ??? :)
    Con el tiempo he aprendido a no creerle a nadie.
    Al menos te quedaste con la bombacha puesta :P
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. jajajajajajajjajaja supongo que no

    ResponderEliminar
  16. jjajajjajajajam que conchudos!!!!!!
    bueno, sabemos que no es un mal de argentina solo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que esto sucede en todas partes? O quiero suponerlo?

      Eliminar
  17. jajajaja El mundo está lleno de HDLGP embusteros, embaucadores sin escrúpulos, el secreto para que se mitiguen las penas es imaginármelos sin piel, sangrantes en carne viva y meterlos en una bañera con vinagre, limón y alcohol...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Tú sí que sabes!! En mi próximo cambio te aviso así me das ideas.
      Beso Genín

      Eliminar
  18. Jajajajajjaun!
    Años como me suena....

    Lo peor es que en las compañías, hoy en día, cambian tanto de gente echándoles a la calle que casi nadie tiene ni idea de lo que te está diciendo.

    No sé si lo sabes pero la compañía telefónica a la que has llamado contrata una subcontrat para atender estás llamadas. Estas subcontratas cobran por llamadas entrantes así que lo que les interesa es que llames y llames por lo que si no te arreglan las cosas a la primera no te extrañe... A ellos les viene bien.ñ
    Este tema me toca mucho el nervio.... Ains #a@*,3es!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me toca los nervios, en plural, porque con uno solo no me alcanza

      Eliminar
  19. ¿Si me río te enfadas? La verdad es que mas o menos es así, a mi me pasó con el móvil, aun tengo en mi casa un iPhone 4 que no puedo usar, que nadie quiere venir a recoger, que en ninguna tienda se lo quieren quedar. Paciencia, mucha paciencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Infinita paciencia hay que tener

      Eliminar
  20. Tú hablando en el español de aquí y a mi siempre me toca alguien que habla el español de allí, intento hacerme entender, pero nada; consiguen desesperarme y no se inmutan, a veces pienso que no tienen ni idea de nada que es un ejército de choque que ponen ahí las compañías para frenar a los clientes una vez que nos hemos comprometido con contrato.
    ¡Que te sea leve, Letzy!

    ResponderEliminar
  21. Doña Letzy no se me sugestione, que todo va bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Uy Letzy es terrible cuando te falla la internet te mando un beso y te me cuidas mucho

    ResponderEliminar
  23. Cuando estás contratando por teléfono cualquier cosa, como es el caso de tu primera llamada, la que te aseguraron de que no pasarías tiempo sin conexión, esas conversaciones ls graban, porque valen como contrato, coméntaselo y si no reclama, a mí me pasó algo no similar, pero también relacionado con móviles y tecnologías, me ofrecieron internet gratis un mes en el celular, yo insistí en esa llamada en si tenía que darlo de baja o si no me seguirían cobrando cuando pasara el mes, "no señor, usted si no llama se le da de baja automáticamente", pues evidentemente no, me cobraron el siguiente mes, pero, como uno sabe que esas cosas se graban pues eso, denuncia y que saquen la grabación.

    Es un engaño que hacen siempre, prometer lo imprometible para que hagas las cosas, que ya está bien digo yo, hay que pararles los pies :D

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  24. ¿Sabes esa frase hecha de "qué me quede cómo estoy"? Pues te va como anillo al dedo. Muy diver, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lástima que es tarde, a lo mejor si me lo hubiera pensado antes...
      Beso Mere

      Eliminar
  25. Pues mira, esto me recuerda algo muy muy reciente. Resulta que mi hermano se ha ido a Inglaterra por motivos de trabajo y va y me llama: "Eh, llama a los de ONO, te haces pasar por mi y pides la baja de los servicios contratados porque hasta que vuelva pueden pasar meses". Bien, "Ok, Ok, eso está hecho, bro...mañana les llamo"

    ¡¡¡Y una mierda!!!

    Llamo...centralita automática que me desvía al servicio de "bajas": veinte minutos esperando, 20!!!, pero es que al cabo de los 20 minutos..."su tiempo estimado de espera es menor de 10 minutos" Ahí es cuando noto que mi sangre empieza a parecerse a la colada de un volcán estromboliano, lo menos. Bien, cuelgo. Y llamo de nuevo...esta vez le pido a la R2D2 de la centralita por "contratar servicio de telefonía"...unos segundos de musiquilla y se me pone el operador, más simpático que la hostia. Cuelgo. Vuelvo a llamar a "bajas" (no fuera cosa que lo de antes tuviera que ver con saturación de la red)...de nuevo, los veinte minutos y colgar de muy mala gaita.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esperaaaaaaaaaa, eso es lo peor!!!!
      Jajaja, a la R2D2 de la centralita, jajaja!

      Eliminar
  26. jaja muy bien contando, Eva, con ese humor que te caracteriza. La de momentos de mala hostia que he pasado y pasaré con todos estos cambios de compañia.
    Por cierto,la última vez que he cambiado, hace meses, no me quedé sin Internet ni un sólo día,pero tuve otros problemas jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Te comento lo mismo que Dessjuest, amiga. Yo he tenido varios problemas de este tipo y siempre he acudido a la Oficina del Consumidor. Te atienden espléndidamente... y me aconsejaron hace tiempo eso: cuando hable con cualquier operador, debes de pedir el número de clave de la conversación, porque todo queda grabado. El operador está obligado a proporcionarte ese número y és ese número que el te sirve de testigo ante cualquier malentendido.
    Conque, no lo olvides, guapetona.
    Un besazo grande.

    ResponderEliminar
  28. Yo la verdad es que en eso he tenido suerte, las dos veces que he cambiado de compañía el corte ha sido mínimo, casi inapreciable. Otra cosa es a la hora de llamar para una reclamación o darte de baja, es una auténtica pesadilla entre musiquitas, esperas eternas y explicaciones más propias de una pared de ladrillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Very lucky my friend!!!
      De los pocos, bueno, mejor...
      Beso Pepe

      Eliminar
  29. Jaja, yo me quedé un mes entero sin internet por culpa de esas mismas razones que has escrito, me he sentido muy identificado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que le pasa a todo el mundo yo creo, es poquísima la gente que cambia y todo le va maravilloso al principio. Yo todavía sigo esperando, voy por el día 8.
      Un beso

      Eliminar
  30. Nada existe en este occidente tecnológico que funcione tan mal, te traten peor y te estafen más que las compañías telefónicas. ¡Si nadie contratase durante quince días con ninguna se hundirían! Se lo merecen y debemos hacerlo. Mientras nos estafan a placer.

    Un fuerte abrazo, querida Eva.

    ResponderEliminar
  31. ¡Madre mía, Eva! ¡Cómo nos sentimos todos identificados contigo! ¿A quién no le habrá pasado algo parecido alguna vez, con alguna compañía telefónica? Yo ese problema no lo he tenido, pero sí otros. Y es cierto; las responsabilidades entre departamentos se dispersan en infinitas subcontratas. Les importa un bledo la atención al cliente y las condiciones de trabajo de sus empleados. Te lo digo porque lo sé bien, lo he sufrido en mis propias carnes, como cliente y como empleada. En fin; ¡ánimo! Espero que se te haya solucionado ya el tema de la conexión. ¡Paciencia!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Ay Eva, lo has contado de tal manera que me he descojonado, jajajaja. Tú sufriste un cambio de personalidad y tonalidad a la misma vez.
    Qué fuerte tu experiencia!!!
    No podemos evitar en confiar, defecto de fábrica.
    Un abrazo, corazón.

    ResponderEliminar
  33. Real como la vida misma. A mi me estuvieron amenazando un año entero con meterme en un ficheros de esos de morosos y todo por que los operadores no podían recibir una carta con acuse de recibo,donde les mandaba mi baja de su compañía,pero no me daban ninguna dirección donde poder hacerlo.Creo que al final se cansaron...Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final se cansan, me pasó también eso hace unos años.
      Otro abrazo

      Eliminar
  34. Desde que he comenzado a leer tu odisea de hoy, Eva, presentía el final. Ha sido un viaje delicioso, como el que ve a alguien meterse en aquellas tazas de los tiovivos y que un día te subiste y te sacaron entre vómitos, si, disfrutas con las experiencias hostiles de los demás y para los demás pero le sacas un sonreír ácido cuando ves que le pasa a otro y, curiosamente, hasta te gusta. No obstante me ha sorprendido gratamente tu pregunta final. Mi respuesta: A Gates no lo sé, a mi sí. Gracias Eva, sin ti hoy no me hubiera reído nada de nada. Mi querida "nuez" masculina me está matando y este sonreír me alivia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enrique!!! Me alegra alegrarte.
      Un beso grande

      Eliminar
  35. La realidad supera siempre la ficción. Yo nunca me he cambiado de compañia y tengo internet, fijo y moviles con la misma y ahora tengo que dar de alta otra linea fija...y le estoy dando largas y largas, me dá mucha pereza llamar...ufffffff!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te va bien la que tienes yo me lo pensaría. Yo por lo menos me cambié porque era muchísimo mejor lo que me ofrecían, y a mitad de precio de lo que venía pagando. Pero si me fuera bien no cambiaría, es que suelen haber siempre problemas.
      Un besito

      Eliminar
  36. Lo siento, cariño, pero no he podido evitar reírme, no me río de tu desgracia, me río de la manera de narrarla.

    Un abrazo jajaja es que aún continuo riéndome...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la idea, que por lo menos este tipo de cosas le hagan gracia a alguien, así que aunque sea algo bueno se saca si te sacó una sonrisa.
      Beso Ángela

      Eliminar
  37. Pero!!!!! Yo creía que solo pasaba en el tercer mundo.
    ya veo que ¡NOoooooo!
    jajajja

    Los que atienden, parecen que estudian un manual de instrucción, como hacer rabiar a los clientes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Eva:
    Yo me cambié de señal de TV e internet porque la anterior era una porquería.
    Imagina que yo trabajo como tú, por intermedio de internet; debo entrar al server de mi oficina y luego conectarme a mi equipo de escritorio. Como se cortaba constantemente, se bloqueaba el acceso y debía esperar treinta minutos hasta que el sistema se "reseteé". Al final, me arreglé con un módem de telefonía celular, que brinda acceso a la WEB. Sí, era más caro, pero me aseguraba tener la conexión cuando fallaba el otro y podía trabajar tranquilo.
    Para explicar cuál es el problema, me valdré de una anécdota de mi padre:
    Sucedió que los muchachos de la oficina querían juntar dinero; para ello, alquilaron un salón de baile y organizaron una reunión. Fue un éxito rotundo, todos se interesaban, le preguntaban a los boleteros acerca de si estaba bueno el baile y a todos se les contestaba que sí.
    Como el salón estaba en un primer piso, con ventanas a la calle, donde se asomaban algunos; la gente situada afuera veía que la reunión estaba animada y compraban la entrada.
    Para regocijo de los organizadores, se llenó el salón; tanto, como que ya no quedaba lugar libre en la pista de baile. Mi viejo decía que habían terminado apilados.
    Bueno, exactamente es lo mismo que hacen estas compañías, que venden abonos por encima de sus capacidades técnicas.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, me encantó la historia que después hilaste con las fucking compañías... Me hizo mucha gracia.
      Otro abrazo Arturo, y gracias por tan generoso comentario

      Eliminar
  39. Joder, que cruz...
    Yo no cambio de compañía ni que me maten.
    Que horror.

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. por qué será que todo eso me suena? ainsssss... que país

    ResponderEliminar
  41. por qué será que todo eso me suena? ainsssss... que país

    ResponderEliminar
  42. Me he reido, musiquita, musiquita, porque sabes contarlo con gracia, musiquita, musiquita, aunque esas esperas frustran, musiquita, musiquita, y son mas de diez veces mas largas en arreglos y bajas que en contratos nuevos, musiquita, musiquita, y nadie les multa, musiquita, musiquita, menos mal que yo soy un cliente fiel y no cambio, musiquita, musiquita, pero a todos los que me dicen que la conversacion se graba les contesto que yo tambien, musiquita, musiquita, cuelgo.

    ResponderEliminar
  43. No sé dónde es peor, Eva, si allá o aquí. La burocracia no tiene nacionalidad.
    Yo probaría decirle así: qué onda, chabona, hace una bocha que estoy tratando de que te baje la ficha y vos no me entendés un pomo, qué mina bardera.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible....ahora todo es asì, para cambiar de compañìa, para pedir un turno, para llamar a reparaciones.
      Y èsa patètica musiquita jajaja.

      PD: No creo que Bill, le ocurra lo mismo.
      Besosss Eva.

      Eliminar
  44. Hola Eva, lo de las compañías es deprimente, es una pena que ahora todo funcione así.
    Besos.

    ResponderEliminar
  45. Ufffff! Me he crispado toda Eva!!!!!! No tienen vergüenza, dan ganas de asesinarlos, desde luego les libra no estar cara a cara, claro que así no se atreverían.
    Que asco me daaaaaaaaan!!!!!!!!!
    Besos, voy a tratar de calmarme

    ResponderEliminar
  46. Jajajajaja por Dios, he pasado por eso! y luego me lo ponen todo y no funciona y me hablan de un sincronismo...
    Y al final me compro un muñeco al que llamo Gates y lo tiro a la basura con placer
    jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  47. creo que es por esa misma razón que evito, cambiarme de algo si por el momento estoy conforme con lo que tengo, osea, conforme me refiero a que no me estoy tirando de los pelos ni reventando el higado, que por el momento puedo seguir aguantando lo que según todos no debería de aguantar y que podría cambiarme, pero así que como decía mi abuela que ojala descanse en paz, de guatemala a guatepeor, así que por esa simple razón casi nunca hago cambios bruscos en mi vida, no hasta que llegue a explotar y en definitiva tenga que cambiar, por ejemplo el trabajo y las novias.... porque muchas veces por intentar estar mejor he decidido dar un pequeño cambio a mi vida y me ido de mal en peor... yo que tú.... seguía con la compañía de siempre, total... si ya lo aguantaste tanto tiempo para que modificar lo que hasta ayer ya te habías acostumbrado???..... un besote!!!! y espero que tu hígado no deje de funcionar también y necesites otro número de pin jejejeje

    ResponderEliminar
  48. Extraordinario, como siempre, Eva.
    Replicás a la perfección la pésima atención de las grandes macroempresas de telecomuncaciones, para las cuales los clientes solo somo un número en su estado de rentabilidad, y nada más.
    Gran texto, felicitaciones.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  49. Después de tantos llamados te das cuenta que ya pasaron los 15 días y ya tenés internet!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad, con la musiquita de fondo

      Eliminar
  50. Qué razón tienes. Antes los maridos se encargaban de las chapucitas en casa, pero ahora de colgar los cuadros me encargo yo. Mi pareja se encarga de todo ese embrollo informático y por supuesto de sacar la basura, eso no cambia. El día que me falte él me quedaré incomunicada y regresaré de un golpe a la edad de piedra. Buena entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
  51. Tal cual lo relatás,salvo para contratar un servicio,donde el empleado te hace sentir ser humano,para cualquier reclamo sos NNNNN,o sea, no existís.A mí musiquita
    me exaspera y tiene el poder de sacar lo más horroroso de mí,he fantaseado con los castigos y tormentos mas despiadados que puede haber,bastaria que a ese empleado bastardo le sucediera el 1% de lo fantaseado para que el karma hipernegativo lo acompañara por seis generaciones!! Si parece que lo revivo en este momento,joder...
    Te has mandado una descripción real y divertida,muy observadora,algo más que les tenemos que bancar a los dueños del poder.
    Amapola

    ResponderEliminar
  52. Sé de esa ordalía, bella Eva. ES un verdadero mundo kafkiano. NO hay manera que te den solución. Vas de teléfono en teléfono, de departamento en departamento...y no te resuelven nada. Y, es que quedarse sin Internet, es como si le faltara el oxígeno. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo ya no sé lo que es la vida sin Internet, jajaja, pero es en serio...
      Un beso Carlos

      Eliminar
  53. Eva!!!! se que mi comentario te sonara más lúnatico: "bienvenida al club de los atrapados" yo no estoy exactamente en los ADSL, estoy en las Urls, ya me entra risa nerviosa, cuando oigo: "de 24 a 48 horas" y no se en qué reloj será...ni de que día, ya deje de mortificarme, ya será cuando sea, mientras mi amado hijo va saltando del www al blogspot...en una serie de instrucciones y lenguaje de DNS, que para mi ha sido como aprender, mandarín, y entre ello verás que también he actualizado mi perfil, ánimo amiga! en una de esas se nos resuelve! miles de abrazos

    ResponderEliminar
  54. Eva. No se si a Bill le pasa lo mismo, a mi me tiene recontra cansado cuando empiezan con marque 1 para tal.. 2 para tal.. así hasta el infinito cuando apretas el numerito, ése justo el que te va a solucionar el problema te dice que todos los operadores estan hablando con otro cliente, que a la brevedad serás atendido. Yo me pregunto la brevedad es la eternidad?, al final terminan diciendo intente más tarde por el momento no lo podemos atender. ¡ Socorro me tienen podrido con internet, el celular y el cable!!!!. No hay caso la tecnología me quiere destruir jaja!!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, te tengo que decir que la brevedad para ellos no es una palabra que conozcan...
      En fin...
      PACIENCIA
      Beso Roberto

      Eliminar
  55. ( Musiquita, musiquita)...Buenas noches, Doña Letzy. Me llamo Lola y estoy aquí para ayudarle, todo lo posible, a que no se desespere. Permítame decirle que estas cosas suelen suceder y no sirve de nada que pierda los papeles o desee que venga un huracán que me lleve por los aires, a mí misma, a la musiquita, musiquita, a la línea de ADSL y hasta al mismísimo edificio de la compañía con su jefazo incluido dentro.
    Así que si desea seguir aguantando el chaparrón musical para al final acabar con dolor de cabeza y de mal humor, marque 1. Si quiere que le de razones que no tienen nada que ver con las que le dirán mañana, si vuelve a llamar, marque 2, y si quiere no poner tontamente sus nervios en peligro, cuelgue y vuelva a intentarlo, cuando haya recuperado las fuerzas...

    Genial, como siempre...
    Besos y GRACIAS por hacerme reír y sonreír... : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Lola!!! Me encantó tu comentario, jajaja, me hiciste reír...
      Un beso grande

      Eliminar
  56. GRACIAS QUERIDA AMIGA POR VENIR A LEER LOS PENSAMIENTOS AZULES DE LOS LUNES, ESPERO QUE SEAN POSITIVOS Y QUE LES SIRVAN A ALGUIEN. NO DIGO A TODOS PORQUE SOMOS DIFERENTES Y ALLÍ ESTÁ LA MAGIA.

    BESOS

    PD YA PASARÉ A LEER CON TIEMPO, DISCULPAME, ES QUE SE ME HIZO TARDÍSIMO.

    ResponderEliminar


  57. Siempre igual, todas las compañías son iguales, unas más rápidas que otras, pero ninguna cumple lo que promete.

    De todas formas, no me he topado nunca con una que me asegurara que no interrumpiría la conexión en ningún momento y si algún día me cruzo con ella, seguro que me acordaré de tí y ya desde el principio, entraré dando gritos para que me oigan y por lo menos que me entiendan, jajaja.

    Muy buena la entrada, Eva.
    Besos.

    ResponderEliminar
  58. Sencillamente genial, eres capaz de arrancarle una sonrisa a cualquiera, a pesar de una mala experiencia....
    Espero que ya lo hayas solucionado todo....
    Besos

    ResponderEliminar