Valentín

Frente a ti un prado rebosante de intensos verdes. A tu derecha un lago que parece un espejo acostado. Encima de ti un cielo que huele a diáfano. Al lado tuyo Valentín. Él saca de una canasta un bonito mantel de tela, lo extiende, coloca amplia cantidad de exquisiteces (todas cocinadas por sus propias manos), abre una botella de vino tinto, sirve dos copas, pone música en francés (pues las reglas del romanticismo así lo dictan). Brindis, sonrisas, piropos. Quand il me prend dans ses bras, il me parle tout bas, je vois la vie en rose. Valentín saca de su canasta un ramo de girasoles atados con un lazo rojo, tus flores preferidas en el mundo entero. Agradecimientos, abrazos, carantoñas. Il est entré dans mon cœur. Te extiende la mano y bailáis. Besos, caricias, risas. C'est lui pour moi, moi pour lui dans la vie. Saca de la canasta un pequeño estuche de terciopelo. Se arrodilla. Pone el estuche en tus manos. Il me l'a dit, l'a juré pour la vie. Lo abres. Temblores, nervios, lágrimas. Entonces Valentín te dice: Letzy querida, ¿te quieres... Algo te despierta, es un ruido potente, que retumba en las paredes de tu cráneo dormido. Lo primero que piensas es «¿una motosierra a esta hora?». Enciendes la luz, son las 5 a. m. «¿A quién se le ocurre cortar madera tan temprano?», te preguntas. Pero no es un aparato eléctrico lo que hace temblar las vigas, cortinas y armarios de tu cuarto, ya quisieras tú que lo fuera: son los ronquidos de Valentín. Está boca arriba, «ahh, será por eso», te dices. Lo mueves suavemente, pero él ronca más fuerte. Lo vuelves a mover, con un poco más de intensidad. Nada. Lo sacudes. Ni se inmuta. Lo codeas, lo meneas, lo zarandeas. Niente, nothing, rien, nada. Le dices «Valen, cariño, estás roncando, ponte de costado». Rezonga, se gira, silencio. Quieres volver al sueño, quieres, quieres, te relajas, ondas alpha, te estás durmiendo, ahí está, arrodillado, a punto de preguntarte si... ¡Y Valentín otra vez empieza a roncar!

La vie en rose by Edith Piaf on Grooveshark

84 comentarios:

  1. Es que Valentín está sobrevaluado.
    Vean señores y señoras, la verdadera cara de este "santo".
    ¡Jajajjaaj!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuuuy sobrevalorado diría yo, demasiado. A mí no es una fecha que me hace particular ilusión, de ahí que me burle un poco de ella.
      Beso Vale

      Eliminar
    2. jajaja coincido!!!!

      PD: Adoré la música! Te transporta!

      Eliminar
  2. jejee! que venía tan romántica la historia!jejeej!. Bueno...la vida real es así.
    Besosss desde Argentina

    ResponderEliminar
  3. En el ejército teníamos un remedio infalible para los ronquidos, le metíamos al tio en la boca uno de los calcetines sudados del vecino de al lado en la boca, remedio infalible, dejaba de roncar inmediatamente...jajajaja
    Si repetia, le pasabamos la mano mientras dormia por un plato con agua, se meaba completo con la vergüenza consiguiente al despertarse por la mañana...jajaja
    Que majos eramos...jajaja
    A mi me hicieron lo del plato porque no me lo creía y me meé vivo mientras dormia...:(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué asco!! Lo de los calcetines en la boca digo...
      La próxima vez que alguien ronque cerca le hago lo del plato con agua, eso sí, no si está en mi cama, jajaja
      Besito sin meo

      Eliminar
  4. Jajaja, sos genial, ya te lo habìa dicho verdad?
    San Valentin es San Valentin de acuerdo?
    A pesar de....y aunque...y despuès de todo...
    Nosotras seguiremos soñando, porque soñar no cuesta nada, y el AMOR se celebra y punto!

    Te dejo mi abrazo dulce Eva.

    ResponderEliminar
  5. Esta Valentín y la vida real.
    Eso no impide seguir durmiendo, digo soñando.

    jeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Bella, por lo visto no es la vida en rosa. Qué duro despertarse de un encantador sueño, y encontrarte conque el príncipe del sueño, tu otra parte,es quien ha provocado el cese del sueño bello, con sus berriondos ronquidos. Me encanta ese humor sutil de tus textos. UN beso grande. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Yo lo pasaría por alto. Que un tío ronque, eso es lo de menos. Vale, te fastidia el sueño... pero habrá muchos otros. Lo importante es que sea genial, cuando esté despierto. Feliz San Valentín, Besos

    ResponderEliminar
  8. Jejejeje jeje si yo te contará.... Mi Valentín no ronca... ATRONA!!


    Feliz San Valentín!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy, eso sí que no.
      Igualmente!!!

      Eliminar
  9. A veces unos buenos tapones para los oídos pueden ser milagrosos.
    Muy divertido relato, me gusta el toque irónico que le das.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que lo notes, es que casi siempre soy irónica pero no mucha gente lo capta...
      Besito Jon

      Eliminar
  10. jajajaja es genial Eva, qué manera tan realista de explicar una apasionada mañana de San Valentín!
    Por cierto...los girasoles tb son mi flor favorita!! Besitos preciosa y felices sueños!!

    ResponderEliminar
  11. jajajajajaja! Valentín y sus ronquidos! ¿Y el romanticismo? Ains! hay cosas que no tienen remedio :P

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O ronquidos o romanticismo, las dos cosas no van de la mano...
      Beso Mar

      Eliminar
  12. Ese príncipe azul, o rojo en este día... Menos mal que sabes sacarle el lado divertido al asunto, jajaja.

    ¡Feliz San Valentin para ti también! ^^ (a pesar de todo).

    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Buen texto, pero la mùsica... UF!!!

    ResponderEliminar
  14. jajajaj Eva. Eres tremenda. Un beso :D

    ResponderEliminar
  15. jajaja, muy divertido Eva!!
    Qué lástima ese sueñus interruptus.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  16. :) bueno, es verdad que mi Valentin ronca y que perfecto no es ( quien lo es??) pero cosas buenas no le faltan. Me coge la mano cuando habla, cuando conduce, me besa por la mañana y aun sin maquillar me suelta un " eres preciosa", me pone la musica q me gusta en su coche aunque él no la soporte, me dice te quiero y yo no puedo menos que adorarle. Asi es que Feliz San Valentin!!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Frustrante!! ¡Mira que despertarte en lo mejor del sueño!

    Pero...tenías que haber caído, un día como hoy todo se perdona, tenías que haberle llenado la boca de bombones, así, si no se ahoga, por lo menos sus ronquidos te hubieran sabido a chocolate.
    Perdón, no quería que se ahogara, jajaja.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  18. Jaja...¡¡Y además de raritos, son imprescindibles!! -Roncando o sin roncar...jaja.
    B7s

    ResponderEliminar
  19. jajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa para reirme uffffffffff todo estaba perfecto, todo estaba lindissssss pero ayshhhhhh, menos mal es Valentín...hoy se le perdona jajajaj besos preciosaaaaaa :**

    ResponderEliminar
  20. argg ya te entiendo, es horrible. Cuando están panza arriba aún quedan posibilidades de enmienda pero cuando ya, colocaditos de lado, roncan como osos furiosos no hay mucho que hacer. Irse al sofá o colocarse unos buenos tapones. Mi marido también es de los que roncan muy fuerte, hasta mi gata, la pobre, se asusta y tiembla de terror.

    Gracias por las risas, Eva. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Si es que la felicidad completa no existe...

    Pero, bueno, todo sea por el amor.

    ¡¡Feliz día !!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  22. Seguro que ronca con todo su amor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. jajajajaja.... joder!!!!! que desde que comenzó tu entrada ya me latía que simplemente estabas soñando, porque esas cosas no suceden ni en cuentos de hadas, que yo sepa ningún principe azul cocina con sus propias manos!!!!!! eso está fuera de este mundo, está fuera de cualquier lógica feminista, está más allá de cualquier novela de ficción de la galaxia entera, y justamente porque soy macho puedo exclamar que es imposible de creer más los detalles de la misma.... ahora, sobre los ronquidos, creo yo que en casa uno debería de dormir en cuartos separados por culpa justamente de los ruidos molestos y los olores extraños, aunque confieso que soy un tipo que ronca mucho, trato siempre de dormir de lado, hasta ya me he acostumbrado, pero creo yo que la mejor manera de no molestar es dormir cada uno en su habitación, luego del acto sexual correspondiente cada quien a su cama sería lo correcto.... como siempre es una experiencia extra cada una de tus entradas y como siempre me llevo una sonrisa en mi rostro.... gracias y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ni te digo la de veces que lo pienso. Es que en mi casa hasta el gato ronca, jajaja!, te lo juro, lo tengo que mover porque no me deja dormir tampoco.
      Beso Luis

      Eliminar
  24. Eva. Venía tan bien la historia que me la había creído... y bueno los sueños sueños son...

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  25. El paso desde el romantico principio hasta el rutinario y sonoro día a día.

    Esta bien que Letzy quiera volver a recordar el principio, esta bien que en lugar de un almohadazo le diga valentin querido.

    Nada mejor que la ironía para aceptar que el paso del tiempo convierte a la vie en rose en ronquidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, me encantó tu última definición, tal cual...

      Eliminar
  26. Genial, Eva. No tardes tanto en regalarnos estas joyas.

    ResponderEliminar
  27. Ehhhhhh, y quién se levantará, en pleno enero y con un frío que pela a traerle un vasito de agua, o si te quedas embarazada y te da por fresas con chocolate, o si se oye un ruído como de algo arañando la puerta, quién, eh?, eh? Pues el Valentín de al ladiiiiiiiito, jajajajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
  28. CON LO ROMÁNTICO QUE ERA ESE SUEÑO,,,, Y QUE MANERA MÁS BRUSCA DE DESPERTAR, ESFUMANDOSE EL MÁGICO SUEÑO.
    NO ME DIGAS QUE EL ROMANTICISMO SE ACABA CON LOS AÑOS??? :(

    UN BESAZO EVA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooooo, por dios!! Con los años va a más y a más y a más, hasta niveles insospechados... Qué pregunta Lord!!!
      Beso

      Eliminar
  29. Mi padre, cuando alguien contaba algo que le parecía demasiado perfecto para ser cierto, siempre le decía: “Y te despertaste con la mano dentro del orinal”. Pues más o menos eso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Jajajaja, la verdad es que es la pura y dura realidad. Los inicios son muy bonitos, pero luego tenemos la mala costumbre de no currarnos el amor y los detalles. Perra vida.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  31. Vaya, vaya con Valentín...
    ¿Y no será que en el estuche no había anillo o había uno de esos malos y empezó a roncar para despistar la atención...?
    Qué risa me he pasado, por dios. Y por si fuera poco me he leído también el relato del premio y es que ya ha sido el "acabóse".
    ¿Has pensado alguna vez que serías una brillante monologuista...?

    Besos y felicidades por tu buen humor. : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lola, que me digas que te hice reír es lo mejor que me podés decir...
      Un besito

      Eliminar
  32. Lo mejor de llegar tarde a casa, de llegar cansada, de encontrártela llena de gente que quieren cenar, es cuando por fin puedo leeros y te encuentro, tu sentido del humor es un balsamo. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, qué lindo que me digas algo así!!!
      Beso Ester

      Eliminar
  33. Es que los curas deberían preguntar: - Quiere usted a sus ronquidos para toda la vida? (y de los pedos mejor no hablamos, no?)

    Buf! La verdad es que en eso he salido ganando: de lunes a viernes (y algún que otro finde) duermo en el medio de la cama y la tengo toda para mí... No sabes lo bien que se duerme! jajaja.

    Alguna ventaja tenía que tener, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tal cual, ma que ¿acepta ud como esposo?, los ronquidos es lo que una tiene que estar dispuesta a llevarse a la cama primero...
      Lo de toda la cama para una no está nada mal, ya hablaré del me despierto y estoy a punto de caerme...
      Besos Ana

      Eliminar
  34. çok güzel bir yazı olmuş harika...

    ResponderEliminar
  35. Hay muchos Valentines, demasiados, todos-diría si me lo permiten- porque alguno seguro que se da por aludido. Lo cierto es que el ronquido resulta patético, pero te aseguro que todos somos Valentín alguna vez, lo que ocurre es que no nos oímos.

    Gracias Eva por venir a mi blog, seas bienvenida y me he reído con tu ingeniosa entrada.

    ResponderEliminar
  36. Jaja, nada como enfrentarse a la realidad, ya podemos soñar, que cuanto más lo hagamos más gordo será el trompazo.
    Y Valen roncando jaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Si es que los Valentines con el paso de los años engordan y roncan jejeje

    Un besote

    ResponderEliminar
  38. Ah y gracias por aclararme las chalinas

    Otro beso

    ResponderEliminar
  39. jajaja que bonitos son los sueños, y a veces que extraña es la realidad! Cuando todo el amor se termina en un ...ronquido! Así son los principes azules unos roncamos mas que otros!! Aunque también hay alguna princesa que....jajaja

    Un besazo Eva!

    Pd. Yo no ronco...(O eso creo...) :D

    ResponderEliminar
  40. Yo creo que te pasaste bailando en el sueño y el hombre andaría cansado :D

    De todas formas es lo que tienen los sueños, que no se ronca, que tu amor no va al baño dejando luego ese olor, ni se tira pedos, ni le huele el aliento.. de ahí que sean bonitos.

    Besos querida.

    ResponderEliminar
  41. Como la vida misma. Eso también es amor, y que no falten los ronquidos.
    No todo tiene que ser romántico jajaja.
    Bss

    ResponderEliminar
  42. que pena despertar de ese sueño, luego al despertar.... la realidad. Pero esa es la esencia de la vida.feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  43. ¡Qué romántica iba la historia...! y ¡zás! se cruzó la realidad Letzy y que nunca te falte ese Valentín roncador, que del otro, cursilerías y ñoñeces potenciadas por los grandes almacenes.
    Feliz fin de semana Letzy

    ResponderEliminar
  44. Lo malo de gastar con tarjeta de crédito es que se debe pagar, lo malos de las vacaciones es que se terminan, lo malo de las mujeres fáciles es que no son fáciles, y lo malo de soñar es despertarse, así es la vida.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  45. Hola Eva, buenas noches,
    un cuento de hadas (sueño), con principe azul y todo! =)
    en estos casos, no hay nada mejor como un buen calcetín enroscado... y de prepo a la boca =)

    Espero que lo hayas pasado lindo, para muchos solo fue un dia más!
    que San Valentín ni San Valentín!

    un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  46. (Creo que ya había comentado, por las dudas lo vuelvo a decir) Genial! Genial! Genial!! Saludos!

    ResponderEliminar
  47. A pesar de un nombre aparentemente sugerente,dormirse en vacaciones, en un momento ardiente y además, roncar, es tan poco romántico que se diluyen las ganas de estar enamorada. ¡Qué desastre!

    Un fuerte abrazo, querida Eva.

    ResponderEliminar
  48. Nada como un vaso bien frio de realidad para refrescar el cuerpo!! =)

    ResponderEliminar
  49. a mi, personalmente, me caen mal los príncipes azules...

    ResponderEliminar
  50. A mí los ronquidos me dan como paz, seguridad... será porque mi padre roncaba y recuerdo las noches de mi infancia con aquella música de fondo: papá roncaba, yo estaba en mi cama calentita, todo iba bien en el mundo... así que me quedo con mi Valentín, que ronca a veces, que gruñe (como todos), que tiene canas en la barba y está calvillo... pero ¡ay, Eva, cómo le quiero! No lo cambio ni por cien Brad Pitts, con toda su belleza y sus millones.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  51. Muy divertido, Eva, hay cada Valentín...
    Sabes que no sé si ronco, creo que cuando estoy muy muy cansado se me escapa algún bramido, pero nunca se quejaron, je.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
  52. Jajajajaja, Eva. Qué bien me ha sentado leerte!!!!
    Si pudieramos adivinar el futuro con Valentín, antes de dar respuesta....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Jajajajaja! bastante divertido!
    Besos.

    ResponderEliminar
  54. Qué bien que iba el sueño!!!... mmm, como todo y zasss igualito que en la vida! te atrapa la realidad, Eva :) miles de abrazos

    ResponderEliminar
  55. wow, me encanto!!!! buenisimo!!!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  56. Jajaja, muy bueno!! Además lo que cuesta volver a dormir para volver a coger el sueño justo por donde lo habías dejado ¿verdad??

    Ayy Valen.... angelico.... :D

    Muchos besos Eva

    ResponderEliminar
  57. Gran escrito, la realidad siempre es muy distinta a los sueños, y para bien o para mal tenemos que acostumbrarnos a vivir con ambas cosas a la vez. Me ha encantado y me he echado unas risas mientras lo leia. Gracias por este buen rato.

    ResponderEliminar
  58. Siempre me haces pasarlo bien cuando te leo, eres una maravilla haciendo de este espacio lo que tiene que ser, un sitio donde pasarlo bien...
    Un beso enorme Eva..

    ResponderEliminar
  59. Maravilloso tu blog
    Abrazos desde el otro lado

    ResponderEliminar
  60. Eva, tienes un peculiar sentido del humor.
    Siempre me dibujas una sonrisa pero hoy con Valentín, ha sido especial.

    Un abrazo y feliz semana!

    ResponderEliminar
  61. Uy, ya hasta francés, el idioma del amor por supuestísimo. ¡Maldito Valentín! Nos da más problemas que satisfacciones... :P

    ResponderEliminar
  62. pues fijatetu que a mi ese Valentin tuyo me suena... no será que hay más de uno... menos mal que tenemos los sueños!!! o los tapones... jajaja

    ResponderEliminar
  63. Ahhhh, delicias de la vida conyugal o "concubinal", o como quieras llamarle :)
    Y con lo que me gusta dormir boca arriba !!! :P
    Besos.

    ResponderEliminar
  64. Jajaja! :D

    Pues,... o le pones a Valen una tirilla antirronquidos en la nariz, de esas que anuncian por la tele, o, te echas una siestecita y recuperas hilo. "Luegou", nos cuentas como sigue.
    Hasta donde puedas, claro. Porque, despues de todo, ya se sabe: esto lleva a aquello, aquello lleva a lo otro... (jijiji..)

    Eso si; te deseo que el onirico NO ronque.

    Bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  65. Hola Eva! Mira que no conozco a nadie que se llame Valentín...pero me "suena" bastante...jajaj.
    Con lo perfecto que estaba Valentin en el sueño...y lo bien que iba todo...mecachis!! Y que despertar más malo!! Hija mía...jajaj.
    Nunca me voy de tu rinconcito sin una sonrisa en los labios...y es que me encanta todo lo que nos cuentas...aunque cuando lo vivimos a diario (noche a noche) no nos haga tanta gracia...y es que eres mágica, transforma algo rutinario en sonrisas...(el metro, la plancha,...quien se puede reir de estos extres, agobios...en fin magia)
    Salu2 preciosa.
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  66. *Cataplaf contra el suelo* con lo bonito que estaba siendo todo :___(. Pero si, lamentablemente esta fiesta está demasiado sobrevalorada, pero el Valentín original si que fue un gran hombre que no solo reinvidicó el amor sino también la amistad (valor que se ha tomado la molestia de incluir en el catálogo de regalos el Corte Inglés).

    ¿Cómo fueron las vacaciones? ya sé que hace mucho de eso, pero la universidad me tiene atrapada y no me puedo pasar mucho por aqui :(. ¡Espero que estés genial!

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  67. Inteligente y divertida,qué más se puede pedir?
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  68. Bueno y divertido jajaj...
    Un besito Eva y linda semana...

    ResponderEliminar
  69. ¡¡Jajajaja!! Qué manera de reírme.
    Genial, Eva, como siempre (y muy identificado con Valentín, je).
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  70. ¿Cómo termina el sueño?

    ResponderEliminar