El PsicólogofobiaPríncipe

Rasgo principal: debería visitar alguna que otra vez a un psicólogo, pero no lo visita.

Es aquel que cada vez que se sube al coche insulta a la mayor cantidad de compañeros conductores que le es posible. Suele gesticular con brusquedad cuando está al volante, grita palabras que ni la RAE conoce y hasta puede llegar a sacar dedos medios por la ventanilla. Tú le dices, con tu sutileza habitual: «Amor mío, tienes mucha furia contenida y expuesta, ¿por qué no vas a un psicólogo para que te enseñe a canalizarla?». A lo que él, asequible y cordial como es su costumbre, te responde: «Los psicólogos son para los locos, yo lo único que necesito es que el resto del mundo aprenda a conducir».

Es aquel que padece dolores de estómago, de cabeza, de esternocleidomastoideo, de colon transverso, de gastrocnemios, de glándula pituitaria y otros. Visita médicos, enfermeros, cirujanos, fisioterapeutas, kinesiólogos, endocrinólogos y chamanes. Para su desgracia está más sano que un yogur natural sin conservantes y recién hecho. Tú le dices: «Cariño, creo que eres un poquititito hipocondríaco, ¿por qué no pruebas tratar tu hipocondriaquez con un psicólogo?». A lo que él te responde con simpatía: «Más hipocondríaca será tu madre, es ella la que debería ir al psicólogo, y ya que se pone que vaya al psiquiatra también, a ver si le da una pastillita que cure su brujez».

Es aquel que cuando su equipo de fútbol pierde una liga, una Champions, una Eurocopa o título similar lo pasa mal. Y cuando aquí se dice «mal» lo que en realidad se quiere decir es que se deprime a tal punto de mostrar abundantes secreciones nasales, lágrimas, congojas y babas. Tú, siempre piadosa del dolor ajeno, le dices: «Cielito lindo, estoy recontraremilhartaypodrida de que tu humor dependa de un partido de fútbol. ¿Por qué no vas a un psicólogo con quien puedas hablar de tus desgracias futbolísticas?». A lo que él, abierto y jovial, te responde: «¿Y si el psicólogo es del equipo contrario?, ¿tú crees que me va a entender?, ¡por supuesto que no!, seguro que es feliz con mi dolor, y yo no le voy a dar el gusto de que me vea sufrir».

78 comentarios:

  1. ¡JAJAJJJAJ!
    Si no quiere saber nada con el locólogo, que pruebe algún deporte que lo deje bien cansadito y sin ganas de andar mostrandoeldedomayor por ahí.

    ResponderEliminar
  2. Muy pero muy divertido lo que has escrito.

    Me he reido mucho porque conozco muchisimos casos iguales !!!

    Diria que uno en cada casa !

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, y sí, hay que tomarlo con humor, es la única manera...
      Cariños para ti también

      Eliminar
  3. Si al final el pobre hombre va a tener razón con lo del psicologo futbolero, que yo tenia un oftalmologo así mismo. Un pesao que cuando mi marido me acompañaba a consulta se encendia contandonos las tonterias de su équipo.

    ResponderEliminar
  4. Eva, el primero no sabes cómo me ha recordado a mi ex; era tal su humor cuando se sentaba al volante, que mi hija, cuando empezó a montar en su triciclo, creía que era fundamental para conducir ir diciendo a diestro y siniestro: "¡capullo! ¡Capullo!", y si no lo decía, creía que no estaba conduciendo.
    Ay, príncipes...
    Muchos besos, guapísima.

    ResponderEliminar
  5. Un texto que sería realista si no fuera por las respuestas de la interlocutora.

    ResponderEliminar
  6. Me has hecho reír mucho en verdad! El primer ejemplo es patente mi ex marido. El segundo dista mucho de parecérsele, ya que ni psicólogo, ni oftalmólogo, ni urólogo, ni nada que termine en "odólgo", joven aún, pero no quiero saber el día que deba ir al proctólogo... jajaja! No sé que ando hablando de mi ex marido (mi hija me mata!) Tu relato no tiene desperdicio. Genial!
    Un beso al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  7. Los psicólogos siempre son del otro equipo, son infiltrados, esto lo sabe cualquier príncipe azul y por eso nunca va ;)

    ResponderEliminar
  8. Lamentablemente pertenezco al tercer grupo, así que tomo nota por si las moscas...

    ResponderEliminar
  9. Yo al mío le llevaría al psicólogo para tratar tannnnntas cosas que no sé si realmente hay más que intentar jugar a la lotería a ver si se puede pagar toda la terapia...

    Fútbol? Que dependa su humor es una cosa. Que tu vida dependa del fútbol es para ir al psicólogo, pero tú misma...

    :-)

    ResponderEliminar
  10. Las tres cosas por separado son de psiquiatra, pero cuando se dan las tres juntas ya no tiene remedio.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. jajajaa Estupendo ¡
    Eva: me has hecho reír un montón.Es realmente bueno el texto
    jajaja sin desperdicio.
    quita que lo lea de nuevo,jajaja
    Bss y buena semana.

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno. Gracias por las risas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Todo lo que sea con cito en momentos tan drasticos e existenciales para un hombre, como el futbol, conducir o la "Bruja", lo irrita mil veces mas, jajaja
    No hay psicologo que lo cure, ni mujer que lo aguante.

    jajaja

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Rediez, EVA!!!...ya ni respetar el luto futbolístico del pobre príncipe. A este paso le aconsejas un psico como lo veas llorar por una abolladura en su carro. O cuando lo llamas para que te ayude en la cocina y se ha quedado sordo, jajajajaja...

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. ajjaj,el pobre re hipocondríaco pero ni ahí que lo va a reconocer,es mas lo recomienda a entes ajenos a el mismo..
    me ENCANTO :
    «Cielito lindo, estoy recontraremilhartaypodrida de que tu humor dependa de un partido de fútbol. ajaj

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja... De estos conozco unos cuantos.
    Te robo lo de recontraremilhartaypodrida, que me ha encantado.

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. jajajaja Me cae bien el tío...
    ¡Hay que ganar a Francia hoy!...jajajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  18. Me he reído muy a gusto, pero aun te puedo responder, olvídate del psicólogo y déjalo que se desahogue como quiera, no vaya a ser que le cambien las manías y le de por protestar por el color de las paredes, los horarios de las pelis, o por las fases de la luna.

    ResponderEliminar
  19. Las respuestas del susodicho son harto elocuentes. Casi, casi, que me convence. Personalmente creo que lo que necesita es un caprichito, algo así como una cafetera Tassimo. Eso sí, cómprale monodosis para café sin cafeína.
    Muy bueno, Eva. Irónico y brillante :) Besos

    ResponderEliminar
  20. Bella, el que semblanzas es de ese jaez Jalisco, siempre tiene una salida para sacarle el cuerpo al tratamiento de sus dolencias. Es de los que siempre ganan y cuando no ganan empatan, pero mocosos, llorosos, deprimidos, cuando algo no les sale bien. Me encanta leerte. Sutil humor. Carlos

    ResponderEliminar
  21. ¡¿y si el psicólogo es del equipo contrario?! AAAJAAJJAAJAJAJAJAJAJAJAJAA. El novio de una amiga mía es así de hipocondríaco y cuando salimos por ahí (él viene enganchado, a modo de mármol protector de las féminas) es INSOPORTABLE XDDDDD.
    ¡Con este principe si que no me iba yo ni loca!
    Un besote!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UUUY que estoy en la cuenta antigua LOL, soy Kesayota :)

      Eliminar
  22. Pero la furia contenida es mejor soltarla en una puteada mil veces a fumarse veinte sesiones en el psicólogo que encima te pregunta "¿Y vos por qué crees...? ¿Y vos qué penás...?" aaaaaagh naaah
    Ahora los hipocondríacos sí que me la bajan hasta el piso. Uff siempre tienen algo. Eso sí que es aburridísimo. Lo pongo en MUTE a los diez nanosegundos. Otra que techista.
    Mucha paciencia veo. Mucha.

    Es corta la bocha. Saludos van , Eva.

    ResponderEliminar
  23. jajajajaja.... por vida que tú deberías de ser psiquiatra.... tienes todo el don de hacer entender al público en general que uno necesita uno y urgente.... me ha pasado eso de aconsejar a que la gente vaya al psiquiatra y las respuestas son siempre cómicas, pero qué tiene de malo??? yo he ido a un psiquiatra desde niño y nunca me he sentido loco ni ofendido, y cuando alguien me dice simulando ser alguien inteligente y con mucho tacto para no ofenderme, que yo quizás necesite la orientacíón de algún doctor especial que entienda de problemas, yo lógicamente le corto el discurso y le digo, que he ido al psiquiatra desde niño y que sigo visitándolo, el silencio es absoluto, y para colmo le recomiendo que también lo visite por si necesite algún medicamento que le reordene sus neuronas, pero ellos si se sienten ofendidos, y es que en este mundo todo el mundo sufre de algún transtorno, pero nadie quiere reconocerlo, ni siquiera los mismos psiquiatras aceptan sus problemas psiquiátricos, ni que hacer, cada loco con su tema, pero mejor me quedo con lo que decía mi abuelo, respeta al loco y el respetará también tus ideas, jejejeje, besos!!!!

    ResponderEliminar
  24. ¡Tenías tiempo sin comentar!
    Ufff, a veces pasa que en vez de equipos de fútbol, son partidos políticos opuestos y bueno...
    Por suerte no conozco a ningún hombre así, todos lo que me rodean son bastante 'light'.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Este príncipe es muy real y abundan en todos los lugares. Con príncipes así ¿Qién quiere besar sapos?
    Divertida tu entrada... Lo de la suegra siempre tiene que salir en la conversación de estos príncipes, da igual que les hables de psicología o de balones. Qué manía!!! A mí a mi madre que me la dejen quietecita que bastante tenemos las hijas, novias, esposas, vecinas, compañeras con lo nuestro ¿Verdad? ¿Acaso metemos a su madre en nuestros problemas? Bueno, sí, pero eso no cuenta, sólo lo hacemos cuando tenemos razón, no así como ellos hacen, por frivolidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Vamos, es aquel que está de los nervios y consigue crispar a todo lo que tiene a su alrededor. Los hay, puedo dar fe de ello.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Jajjajaja muy bueno Eva, me has hecho sonreir con tu texto, gracias por ello.

    Acabo de comprobar que no tenía enlazado tu blog, ¡soy un despiste total! ya te he enlazado, Eva.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María.
      Y me alegra mucho haberte hecho reír, es lo mejor que me puedes decir.
      Un beso

      Eliminar
  28. Lo que me he podido reir Eva la palabra recontraremilhartaypodrida buenisima,jajajajaja
    Pero todo lo que has escrito es la pura realidad desgraciadamente sobre todo los conductores "nerviositos",jajajaja
    Besos solete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los conductores nerviositos son muy muy muy molestos en mi opinión. Vas a tardar lo que tengas que tardar en llegar adonde te dirijas, poniéndote nervioso no vas a llegar antes, no?
      Otro beso para ti Anni

      Eliminar
  29. Jajaja muy bueno mi querida amiga
    Te deseo una feliz semana de ¡¡¡Semana Santa!!! Disfrutas de estas fiestas y descasa si se puede jajaj
    Mis bendiciones mí querida amiga

    ResponderEliminar
  30. Ajjajajajajajaj
    El fútbol y sus neurosis asociadas...
    Un beso,Carmen

    ResponderEliminar
  31. Yo no conozco a nadie que esté bien de la cabeza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Qué bien lo has descrito, jodía, aunque la verdad es que no termino de sentirme identificado. Quizá debería ir al psicólogo, acomplejado por no dar la talla de príncipe al uso. Resulta que para conducir tengo casi todos los defectos que los hombres os imputamos a las mujeres. Hace años tuve una perforación de estómago sin haber ido al médico para que pudiera diagnosticarme una vieja úlcera que tanía. Y para colmo soy de un equipo cuyas aspiraciones se limitan a no descender de categoría... y cuando pierde ceno con el mismo apetito que si hubiese ganado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor así... Lo de perder el apetito por un partido de fútbol, mmm, no...
      Beso Chema

      Eliminar
  33. ajjajaja que tristeeee
    a esos príncipes hay que fletarlos cuanto antessss
    los tipos que lloran por un partido de futbol, creo que deberían ir al psiquiatra más que psicólogo

    ResponderEliminar
  34. Buena caricatura, o retrato robot del homo hispanicus ancestralis, sólo le falta el comentario machista de turno. Aunque, el que esté libre de todo pecado, que tire la primera piedra. (Por el fútbol no me deprimo, ni pierdo el hambre, pero gritar durante el partido.... y si los "blues" están delante como ayer... ¿será catarsis?) :)

    Divertido, pero triste.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, puede ser, estoy muy a favor de la catarsis, que conste.
      Un beso

      Eliminar
  35. Gracias querida amiga por venir a tomar el té conmigo, el de todos los martes, es una forma de sentirnos más cerca, aún a la distancia, de compartir momentos breves de felicidad.
    Un beso grande.

    Siempre me diviertes tanto porque tu texto es un calco de la realidad.

    pd Las hijas únicas no nos hace nada estar solas porque eso es lo que siempre nos ha pasado y hemos tenido que acostumbrarnos a manejarlo de niñas. Lo feo es cuando, como a mi, tuve que enfrentar las enfermedades de mis padres, y ahora cuidar sola a mi papá de 90 años.

    ResponderEliminar
  36. Ay, esos principes!!!! Deberían aprender a no ser tan autosuficientes, son como islas, jajaja. Ellos siempre tienen la razón, encima para fastidiar.
    Un abrazo, Eva.

    ResponderEliminar
  37. Me jode reconocerlo, pero todos somos como tu príncipe, sobre todo al volante :D pero en el fondo lo pasamos bien conduciendo, nos desahogamos, si nos quitaran el claxon de los coches seríamos tremendamente infelices.

    Besos querida,

    ResponderEliminar
  38. Es que ese muchacho no es argentino. Los argentinos vamos todos al psicólogo, lo necesitemos o no. Los argentinos inventamos el psicólogo y el dulce de leche. Yo soy un ejemplo típico, he estado m´s años con psicólogos que sin ellos y lo único que logré es empeorar. Los defensores dicen que empeoré menos que lo habría hecho sin terapia y los detractores que me han timado. Yo no sé que decir, solo sé, que ese muchacho no es argentino.
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Yo conozco a unos cuantos así... Pero yo, nada que ver eh..., ¡¡¡yo no necesito un psicólogo, está claro!!! ehh!! Muy bueno Eva. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Anónimo28/3/13 7:59

    Muy bueno eva
    Y el comentario de Rick también.
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Claro que Rick tiene razon
    yo quisiera ver
    cómo maneja mi sicologo
    que hace con su dedo medio cuando otro lo encierra.
    Sin ir mas lejos
    el otro dia uno a quien yo (que tiendo a manejar lento,muy lento) no lo dejaba pasar (a proposito, disfrutandolo) me grito
    Lagarto!!!
    me han dich0 de todo, pero nunca eso.
    beso eva

    ResponderEliminar
  42. muy buen post, todos conocemos a uno de estos,...me quedo un ratillo por aquí.

    ResponderEliminar
  43. ¡Jajajaja! Extraordinario, como siempre.
    No me identifico con el señor que va al volante (en eso, soy muy tranquilo...), pero sí con el de la salud de hierro (no me enfermo prácticamente nunca) y, sobre todo, con el que se amarga con el fútbol: ¡siempre me pasa cada vez que a mi querido Boca Juniors le va mal! ¡¡Jajaja!!
    Muy bueno, Eva.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  44. Me hiciste reír muchísimo y me acordé de unos cuantos amigos que tengo que parece que los estás describiendo, ya sigo tu blog desde hoy. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  45. Eva:
    Muy bueno. Es una perffecta descripción de algunos personaajes que pululan alrededor nuestro, para hacer nuestra vida un tanto más difícil.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Simplemente dí cuando y te aseguro que fletamos un charter a una isla desierta, llena de palmeras, playitas y....psicólogo.
    Al mío lo paunto ya. Lo del conducir le tengo advertido que un día le cuesta un disgusto. :P
    Besazo y me ha encantado

    ResponderEliminar
  47. Que costoso es asumir, humildemente, la parte humana que nos toca. Y que dificilisimo es gestionar, adecuadamente, el area emocional.

    A este principe, antes que visitar a su psicologo -quiero decir, en primer lugar-, le conviene asimilar, a modo de mantra diario, esta pequeña leccion del buda historico, Siddhartha Gautama:

    "Cada persona que conoces esta luchando con sus propios problemas.
    Se amable con ella.
    No seras capaz de resolverlos en su lugar pero, quizas,tu comprension, tu bondad, sea el milagro que estaba esperando".

    Personalmente, le recomiendo que reflexione el texto objetivamente y, luego, que diariamente lo ponga en practica. Te garantizo que, en pocas semanas, experimentareis un cambio. Y sera un cambio efectuado desde la razon y el compromiso personales.

    Bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  48. ¡Ah, si! Lo olvidava... lo del futbol, tiene mal guiso. Eso esta muy enraizado en el ego.

    Apuntalo a una ONG, llevalo a ver ancinit@s que viven solos con una pension de miseria, llevalo a los comedores municipales un domingo a mediodia, antes del partido de la tarde/noche, llevalo a visitar niños discapacitados o gravemente enfermos la mañana de un dia festivo... veras que pronto aprende de su fortuna y se le ensancha el corazon.

    Entre tanto, comprendele; vivimos en una sociedad donde parece que, La Primavera, llega porque la traen unos grandes almacenes. Asi pues, tambien hay quien cree, equivocadamente que, su felicidad, depende de un partido de futbol que, ademas, ni siquiera juegan ellos.

    Asi somos.

    Bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  49. Chica, ya te digo...¡¡Si es que son como niños!!...jaja.
    B7s

    ResponderEliminar
  50. Pero qué requetebien que te ha salido!
    No te conocía pero me quedo cerquita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  51. jajaja sólo por oir tus réplicas, yo sería el peor de los demonios a tu lado. ¿Hay cola? Un beso :)

    ResponderEliminar
  52. Lo del psicologo no acabo de entenderlo. Un tipo que le pagas para que te arregle y vas a tener que visitarlo de por vida ¿Y el arreglo para cuando lo dejamos?




    ResponderEliminar
  53. Buenísimo Eva, me has puesto una enorme sonrisa mientras iba leyendo el relato y es que, la verdad, de esos hay un montón.

    Un abrazo grande,

    Eva.

    ResponderEliminar
  54. jajaja no se yo de que conozco al tipo!!

    Un besote primaveral y enorme!!!

    ResponderEliminar
  55. Pufff lo que me he podido reir!!!!
    Y la de veces que he pensado eso de... "conozco gente así" jajajaja
    Has estado genial, como siempre
    Besos

    ResponderEliminar
  56. Debe haber en el mundo muchos así...yo conozco al menos un par de biplares...que se creen simplemente apasionados.

    Saludos, espero que estes bien Eva!!!

    ResponderEliminar
  57. Uff!! conozco una par de principes de estos!!!
    Qué horror!!!
    jajajaja

    besos

    ResponderEliminar
  58. ¡Vaya príncipe más "angelical" que has encontrado!
    Pero desde aquí te digo que no es el único, yendo con el coche nos encontramos a más de uno, ojalá que estuviesen en periodo de extinción, yo creo que tienes razón, debes seguir insistiendo, que se vayan a un sicólogo.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  59. Jajajaa, no me esperaba el final, pero viéndolo así tiene toda la razón del mundo ;)

    ResponderEliminar
  60. Al psicólogo DIJEEEEEEEEEEEEE ayshhhhhh que harturaaaa jajajajajajajaj besoss :*

    ResponderEliminar
  61. Jajajajaja, ninguno es perfecto !
    Besos

    ResponderEliminar
  62. Todos deberíamos visitar de vez en cuando el psicólogo....

    ResponderEliminar
  63. Mejor que se angustie por un partido de porque no sos lo que ël buscaba.
    Te lo dice esta sacerdotiza pagana del erotismo.

    No a los psicólogos. Si al SADO; SENSUAL Y FEMENINO. Por un mundo con muchas parejas felices.

    Hermosoi blog!!!!

    ResponderEliminar
  64. Genial!!! que me dejas con una sonrisa enorme! abra que incluirlos en las patologías psiquiátricas pues son frecuentes como el dolor de cabeza, un fuerte y especial abrazo Eva

    ResponderEliminar
  65. Ese príncipe es un palurdo! Je

    ResponderEliminar
  66. Hay muchos de esos, sí. Si no quieren que se les "ayude", que luego no anden descargando sus malos humos con quien tienen a mano. En fin cosas de hombres... o de príncipes :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  67. Uff!! conozco una par de principes de estos!!!
    Qué horror!!!
    jajajaja

    besos

    ResponderEliminar
  68. bah en realidad deberia de reconocer que conozco a varios de ellos que andan con tias buenisimas que se creen que son verdaderos principes jeje
    Muy buena tu idea del blog
    felicitaciones
    Saludos de nuevo
    Marcelo
    Cirujano Especialista en cirugia de nariz

    ResponderEliminar
  69. Ufff, por suerte no soy este tipo de "delfín de la corte" jajajaja.

    De hecho si me dijeran que fuera a un psicólogo iría encantado. Ir a un tipo que no tieen más remedio que escuchar tus penas en este mundo que nadie escucha, es una oferta que no se puede rechazar! jajajaja.

    Me encanta tu blog Eva, es muy divertido.

    elnavegante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus comentarios!!!!
      Sí, a mí también lo de ir a alguien a contarle todo lo malo me parece una buenísima idea, jajaja...
      Saludos, y de nuevo gracias por pasar por aquí...

      Eliminar